• Firma Enrique Peña Nieto los Decretos de Declaratoria de tres Zonas Económicas Especiales, ubicadas en Puerto Chiapas, Coatzacoalcos y Lázaro Cárdenas-La Unión.

• Destacó que es necesario dejar de lado la política asistencialista para resolver de fondo la pobreza.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, firmó los Decretos de Declaratoria de las Zonas Económicas Especiales de Puerto Chiapas, Chiapas; Coatzacoalcos, Veracruz; y Lázaro Cárdenas-La Unión, en los estados de Michoacán y Guerrero, e inauguró el Agroparque Sur-Sureste Chiapas.

“En estas tres Zonas Económicas Especiales decretadas se prevén inversiones, a partir de los compromisos que han adquirido empresas, que han firmado, que han suscrito, de por lo menos 5 mil 300 millones de dólares, y la generación de más de 12 mil empleos en los próximos dos o tres años”, afirmó.

Resaltó que “es la inversión productiva, la formación de capital humano, la buena educación que reciban la niñez y la juventud de esta región, lo que va a permitir transformar la realidad que hoy viven, y esa es la apuesta y el rumbo que le estamos imprimiendo desde el Gobierno de la República”.

De igual forma, el titular del Ejecutivo señaló que se quiere dejar de lado la política asistencialista, pues sólo busca llevar un apoyo económico y que sólo alivia o mitiga la condición de pobreza, pero que no la resuelve de fondo.

“Con el esfuerzo y el compromiso de todos los que han hecho realidad esta iniciativa, confío en que cambiaremos el modelo de desarrollo regional y sentaremos las bases de un nuevo perfil industrial para el siglo XXI en esta región de nuestro país”, expresó.

El Primer Mandatario señaló que las Zonas Económicas Especiales están definidas como “la demarcación geográfica, la definición de un polígono o una demarcación territorial que tiene condiciones muy particulares otorgadas a partir de una política pública que el Gobierno ha establecido para hacerla altamente atractiva a la inversión”.

Ello, dijo, “es a partir de los incentivos, particularmente fiscales, de la capacitación y mano de obra, o del capital humano que aquí habrá de prepararse y formarse a partir de la infraestructura que habrá de detonarse para hacer de estas Zonas Económicas lugares con un gran potencial de desarrollo”.

El Titular del Ejecutivo Federal informó que en Puerto Chiapas, “la demarcación territorial que tiene los incentivos que hoy se generan en este Decreto es de 8 mil 216 hectáreas”; en Lázaro Cárdenas-La Unión es de 5 mil 451 hectáreas, y en Coatzacoalcos es de 8 mil 263 hectáreas.
Destacó que “tomamos este modelo, que ha sido exitoso en otras partes del mundo, para asegurar o lograr desde la política del Gobierno Federal que las zonas con mayor rezago y mayor pobreza de nuestro país puedan incorporarse al desarrollo, y puedan tomar el mismo ritmo de crecimiento y de desarrollo económico que el resto del país”.

Aseguró que “la parte sur de nuestra geografía es la que enfrenta los mayores retos y las condiciones de pobreza, y queremos que eso cambie, queremos que esa realidad se modifique y que el sur del país pueda tener las oportunidades de desarrollo y crecimiento que tiene el resto del país”.