Por Jesús Lemus/Puebla

El ex diputado federal del PRI, Javier López Zavala, convirtió su tercer informe de labores, en su destape como candidato del partido al gobierno del estado de Puebla en 2016 o 2018.
Dijo que en su momento esperará las reglas que emita su partido para elegir al candidato que competirá por este cargo de elección el otro año y que por única ocasión durará un año con 8 meses, sino habrá de esperarse hasta 2018.
Bajo el lema de “que Puebla nos une y recuperemos Puebla”, indicó que sus recorridos constantes en los 217 municipios que integran el territorio poblano, le permiten tener un buen posicionamiento entre los ciudadanos.
Incluso, quien fuera candidato al gobierno de Puebla en 2010, presumió que en base algunas encuestas que tiene, es el mejor posicionado para pelear en su momento por Casa Puebla.
“En Puebla ya estamos listos, Puebla nos une y que juntos recuperaremos Puebla, estamos preparados para la contienda que viene, porque estamos hartos y cansados de lo que hoy vivimos los poblanos, no importa si es la mini o hasta 2018”, añadió.
Asimismo, ratificó que desde hace años se deslindó del ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, aunque jamás dejó de reconocer la labor que hizo por los poblanos durante su sexenio.
Aclaró que a unos meses de arrancar el proceso local 2016, está encabezando su propio proyecto de gobierno, que tiene como objetivo atender las demandas de los poblanos que están molestos con diversos problemas sociales.