Odilón Larios Nava.- Pobladores de Tochtepec se oponen a la construcción de una cancha de “fútbol 7” en el parque principal de la comunidad, en lo cual se empeña el presidente municipal Marcos Pérez Calderón, esto causó un zafarrancho este martes que dejó algunos daños materiales a la presidencia.
El lunes pasado, Marcos Pérez acudió con maquinaria a poner la primera piedra de dicha obra, pero los vecinos se opusieron y así es como se evitó que se diera el inicio de la construcción.
Los habitantes se oponen a que destruyan parte del parque y porque los muros de la cancha obstruirán la visibilidad del palacio municipal, según comentaron. Otra razón es que dicho parque atrae a muchos jóvenes que ingieren bebidas embriagantes, y los vecinos argumentan que con una cancha de fútbol el número de borrachos incrementará y con ello los problemas que traen aparejados como riñas constantes.
De esta manera quedó suspendido el inicio de la obra y el presidente citó a los pobladores a una reunión este marte a las cuatro de la tarde para tener una reunión en la presidencia. A la cita acudieron cerca de 300 personas, quienes reafirmaron su oposición a que la cancha se construya en el parque.
Dejaron claro que no se oponen a que la cancha de fútbol se construya en otro sitio, únicamente no van a permitir que se por la misma se destruya el parque principal. Sin embargo el munícipe se muestra empeñado en que sea ese el lugar.
Estas posturas encontradas ocasionaron que la gente comenzara a gritar improperios en contra del alcalde y que este tuviera que resguardarse en la presidencia. Los ánimos de los pobladores se exacerbaron y esto ocasionó un zafarrancho, en el cual el edificio municipal sufrió algunos daños, como una puerta derribada.
Fue necesaria la presencia de la policía municipal y de la estatal para que la gente se inhibiera y de esta manera las cosas volvieran a la calma.
Sin embargo al interrumpirse la reunión entre autoridades y colonos, no hubo acuerdo y las cosas siguen como comenzaron.