• Los ocupantes lograron escapar pero un vigilante del segundo piso de la autopista al acercarse a ayudar resultó con quemaduras.

Odilón Larios Nava.- Con quemaduras de tercer grado en brazos y piernas resultó un vigilante de las obras del segundo piso de la autopista México-Puebla a la altura del kilómetro 126+500, cuando una camioneta cargada con verduras y legumbres volcó y se incendió la madrugada de este domingo. El hombre resultó con “quemaduras de consideración” cuando se acercó para intentar ayudar a los ocupantes del vehículo, quienes lograron salir y escapar.
El aparatoso percance carretero ocurrió alrededor de las 05:00 horas de este domingo, cuando una camioneta tipo redilas cargada con legumbres y verduras, tales como tomate, chicharos y chile poblano, circulaba con dirección a Veracruz, por alguna razón la unidad perdió el control cincuenta metros después de la desviación a los estadios.
La unidad circulaba en los carriles centrales y volcó sobre su costado izquierdo, quedó recostada justo bajo el segundo piso, parte de los vegetales y las legumbres que transportaba la unidad quedaron regadas sobre los carriles que van hacia México.
Se trata de una camioneta tipo redilas con placas de circulación SK-85-650 del estado de Puebla, la cual probablemente había salido de la Central de Abasto. De acuerdo con algunos testigos los tripulantes de la unidad lograron salir luego del percance, por lo que habrían resultado sólo policontundidos.
Sin embargo uno de los vigilantes de las obras del segundo piso, de nombre Enrique, se acercó para auxiliar y en ese momento se dio la deflagración del vehículo, el fuego alcanzó al guardia quien de acuerdo con versiones extraoficiales, resultó con quemaduras de tercer grado en brazos y piernas.
Técnicos en urgencias médicas avanzadas de Caminos y Puentes Federales (Capufe) se encargaron de atenderlo y trasladarlo a un nosocomio para que recibiera las atenciones correspondientes.
Personal de la Policía Federal de la Estación Puebla, acudieron a atender el accidente, tomar conocimiento de lo ocurrido y efectuar los peritajes de rigor.
Se desconoce con exactitud cómo ocurrió el percance, la menos hay tres versiones: la primera sugiere que el exceso de peso hizo que la unidad se recostara sobre su costado izquierdo; la segunda señala que posiblemente el conductor de la camioneta invadió parte de la obra y terminó perdiendo el control; la tercera indica que pudo haber una segunda unidad involucrada, posiblemente un Topaz negro, que se encontró colisionado cerca del lugar.
Luego de concluir los peritajes los policías federales determinarán qué fue lo que ocurrió. El aparatoso accidente provocó el cierre de los carriles centrales de la autopista durante dos horas, en ambos sentidos, sólo se podía circular por las laterales.