• El tráiler apenas rasgó la pintura del autobús, por lo que no hubo personas lesionadas.

Odilón Larios Nava.- Sólo rasguños sufrió un autobús que transportaba profesores de Puebla a Esperanza, ello cuando un tráiler cargado con rollos de tela volcó y estuvo a punto de embestirlos pero apenas rasgó la puntura en la parte izquierda trasera del camión de pasajeros.
Lo anterior ocurrió este lunes en el kilómetro 186 de la autopista Puebla-Orizaba, alrededor de las 07:30 horas de este lunes, el personal de Policía Federal y Caminos y Puentes Federales (Capufe) recibieron una llamada que les indicaba un choque entre un camión de carga y un autobús de pasajeros en donde viajaban maestros de Puebla con destino a Esperanza.
Al llegar al punto en cuestión, el personal de las corporaciones antes mencionadas corroboró que se trataba de un camión de la marca International, color blanco, con metálicas 943-DG-4 del Servicio Público Federal, el cual arrastraba una caja seca color rojo con placas 541-UA-9 del SPF, el cual había impactado contra un autobús color amarillo en donde viajaban profesores, quienes lo habían abordado en la zona del estadio.
El autobús color amarillo con placas de circulación 667-RN-1 del SPF, era conducido por Javier Armando Cruz, quien indicó a las autoridades que no había habido personas lesionadas. Los maestros siguieron su destino por otros medios porque el autobús debió de quedarse en el lugar para los peritajes de rigor.
Según algunos reportes extraoficiales el camión de pasajeros sólo sufrió algunos rasguños y daños en la pintura.
Los primeros peritajes indican que el tráiler iba cargado con rollos de tela, y pertenece a la empresa con razón social Roseje Transporte. Éste iba volcando y antes de que quedara atravesado en los carriles de la pista con sentido a Veracruz, alcanzó a “rasguñar” la parte trasera izquierda del autobús en donde viajaban los profesores.
El conductor del camión de carga escapó del lugar dejando abandonada la unidad. Las labores para retirar e, vehículo de la pista se prolongaron por cerca de dos horas, tiempo en que la circulación permaneció cerrada, por lo que los automovilistas se quedaron varados y algunos otros pudieron buscar vías alternas.