Odilón Larios Nava.- Le vuelan la cabeza de un disparo a un empresario de una empresa de Seguridad Privada, en concreto el propietario de la empresa Asgard. Su cadáver fue encontrado en la parte trasera de una gasolinera ubicada a la altura del kilómetro 139+100 de la autopista Puebla-Orizaba.
Alrededor de las 09:30 horas de este martes el 066 recibió una llamada indicando del hallazgo de un cadáver el cual se presumía estaba decapitado. Posteriormente se precisó que al hombre lo habrían matado disparándole con un arma de grueso calibre, lo cual le deshizo por completo la cabeza.
El hoy occiso fue rápidamente reconocido como Marcos Montes Cadena, quien se dijo era el propietario de la empresa Asgard, dedicada a prestar servicios de seguridad privada. Su cuerpo yacía pecho tierra, con las piernas separadas y los brazos semiabiertos a la altura del hombro, como si lo hubieran obligado a hincarse para dispararle.
En el muro y el zaguán, que están ubicados a un metro de dónde quedó el cuerpo, era posible observar manchas de sangre, al parecer producto del disparo que recibió el hoy occiso, el cual vestía el uniforme de su empresa de seguridad.
Los primeros en llegar al lugar fueron elementos de la policía municipal de Amozoc, quienes al corroborar el reporte ciudadano, solicitaron la presencia del Agente del Ministerio Público de Tepeaca fue el que efectuó las diligencias del levantamiento del cadáver.
Cabe señalar que al lugar acudió el Director de la Policía Ministerial, Juan Luis Galán Ruiz, para tomar conocimiento directo de lo ocurrido. También se solicitó el apoyo de personal de peritos de la Procuraduría General de Justicia, para que efectuaran la recolección de los indicios en el lugar.
Se sabe que el hoy occiso estaba resguardando la gasolinera que allí se construye, pero en el lugar no fueron encontradas señales que sugirieran el robo, por lo que se descartó el asalto como línea de investigación y como móvil de esta barbarie.
Extraoficialmente se dijo que Montes Cadena, es hermano de un presunto asaltante que fue abatido por policías ministeriales el pasado 7 de agosto en el kilómetro 146 de la autopista, muy cerca del lugar donde después sería ejecutado Marcos, cuando junto con otros cómplices trataron de asaltar a agentes de la Procuraduría.