• La madrugada de este lunes una Ford, Lobo, salió de la carpeta asfáltica; el conductor sobrevivió y escapó.

Odilón Larios Nava.- Una aparatosa volcadura cobró la vida de un hombre de 29 años de edad, en el kilómetro 18+660 de la autopista Vía Atlixcáyotl. Aunque el percance ocurrió por la madrugada de este lunes, el levantamiento se efectuó hasta después de las 09:00 horas, debido a la demora del personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) en enviar la unidad forense para trasladar el cuerpo al anfiteatro.
De acuerdo con reportes extraoficiales el percance ocurrió cerca de las 05:00 horas de este lunes, ocurrió una salida de camino y volcadura de una camioneta de la marca Ford, tipo Lobo, color negro, con placas de circulación MWC-86-89 del Estado de México.
De las diligencias y el levantamiento del cadáver se encargó el personal de Vialidad Estatal. Estas autoridades terminaron sus labores pero no pudieron concluir las mismas porque no llegaba la camioneta de participación social de la Fiscalía, que tiene la responsabilidad de trasladar los cuerpos al anfiteatro.
Esta tardanza de la FGE dio tiempo a que los familiares del hoy occiso llegaran hasta el lugar y manifestaran su enojo contra las autoridades pues consideraban inhumano que el cuerpo estuviera tendido a la intemperie durante tantas horas.
Cabe destacar que en diversas ocasiones los representantes de la FGE han mencionado a las policías preventivas que cuando hagan un levantamiento que ellos se “apoyen” con las empresas funerarias para el traslado del cadáver.
Hay que resaltar que no es obligación de las empresas funerarias el hacer dicho trabajo, pues no forman parte del sistema de justicia. Además el personal de éstas no está capacitado para hacer preservación de indicios, ni el manejo de cuerpos que podrían ser portadores de alguna enfermedad que los ponga en riesgo directo a ellos o a terceros.
En este caso el occiso fue identificado por sus familiares como José Sebastián Caballero Mantilla, de 29 años de edad. Los familiares de este hombre al ver que no llegaba la unidad de la Fiscalía decidieron buscar a una empresa funeraria para que se llevara el cadáver.
Así es que el cuerpo ya estaba en la carroza fúnebre cuando llegó la unidad de la Fiscalía, entonces debieron bajar el cadáver para subirlo al vehículo oficial y llevarlo hasta el anfiteatro de Atlixco.