Dulce Gómez

El gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, encabezó su última ceremonia del tradicional Grito de Independencia en calidad de mandatario estatal,  la noche del 15 de septiembre, acompañado de autoirdades militares y del alcalde capitalino, Luis Banck Serrato.

 La noche del  15 de septiembre, Gali Fayad arribó al Palacio Municipal alrededor de las 19:00 horas y minutos después de las 23:00 horas salió al balcón del Salón de Cabildos para vitorear a los héroes patrios.

“Viva la Independencia Nacional”, “Viva los héroes que nos dieron patria y libertad”, “Viva Hidalgo”, “Viva Aldama”, “Viva Morelos”, “Viva Guerrero”, “Viva Josefa Ortiz de Domínguez”, “Viva Leona Vicario”, “Viva Puebla”, exclamó el mandatario estatal ante un zócalo lleno.

Al lado de Gali Fayad estuvo su esposa y presidenta del Sistema Estatal DIF (SEDIF), Dinorah López, sin embargo, el presidente municipal y su esposa, Susana Angulo se mantuvieron un paso atrás.

Ya al término del grito, los presentes disfrutaron del espectáculo de pirotecnia. Posteriormente, Gali Fayad bajó el patio del Charlie Hall y saludó a los invitados especiales y luego se trasladó a la Plaza de la Victoria, en Los Fuertes de Loreto y Guadalupe donde se llevaron a cabo diversas actividades.

Banck Serrato permaneció en el Centro Histórico y decidió subirse al escenario instalado a un costado de la Catedral de Puebla para cantar junto con Aleks Syntek.

  Entrevistado al salir del Palacio Municipal, el gobernador  Tony Gali expresó satisfacción por el trabajo realizado al frente de la administración estatal la cual concluye el 14 de diciembre de este año.

 El mandatario garantizó que trabajará de manera intensa hasta el  último día de sus gestión para cumplir el compromiso hecho con los poblanos