Por Patricia Moreno Sánchez

En Puebla se detecta violencia de género política en diversos medios de comunicación, señalo el monitoreo de Noticiaros Nocturnos locales, que llevó a cabo el Observatorio de Violencia de Genero de Medios de Comunicación (OVIGEM)
Vianeth Rojas Arenas, coordinadora del Monitoreo explicó que en los noticiarios nocturnos no cuentan con perspectiva de género, por ello generan la discriminación y violencia en su discurso mediático en contra de las mujeres.
Agregó que en tres noticiarios nocturnos televisivos, se detectó estas irregularidades, no obstante se reservaron los nombres de los mismos y las empresas, al señalar que entregarán recomendaciones a estos medios de comunicación para que incorporen la perspectiva de género en sus producciones.
En rueda de prensa Rojas Arenas, señaló que este monitoreo es un llamado para incidir en los medios de comunicación en la construcción de una cultura de igualdad, libre de discriminación y violencia hacia la mujer en los medios locales.
“ Es necesario visualizar esta violencia de género en los medios, es decir que informen, pero que no repliquen la violencia política en los medios contra de las mujeres” señaló.
Al explicar que se detectó que en los medios de comunicación locales no se habla de la misma forma en una nota o columna periodista.
“No se habla igual de un hombre candidato a un puesto de elección popular que de una mujer, de la mujer se habla de su vida íntima, información con connotaciones sexuales, por ejemplo”.
La activista incluso señalo el caso de Roxana Luna, ex candidata a la gubernatura de Puebla, de quien se habló con cierta violencia de género hacia su persona.
Entre los datos del monitoreo de ,medios que se realizó del 6 al 17 de noviembre del 2017, se detectó que en el noticiario “A” solo el 2.22 por ciento, se refirió a la tema vinculado con el género. El Indicador “B”, reportó el 2.24 % con referencia a la mujer y el indicador “C”, registró un 2.54% de mención relacionada con la mujer, al señalar que el pasar una información sobre una declaración de una mujer, se omiten datos como el nombre completo, el cargo que desempeña, entre otros.