• Enfrentará el proceso en su contra en prisión; el plazo para la investigación complementaria es de tres meses.

Odilón Larios Nava. – El elemento de la policía municipal que mató a su compañero al estar manipulando su arma de cargo fue vinculado a proceso y la Juez de Control ordenó que se mantuviera la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, el plazo de investigación intermedia que realizó la Juez fue de tres meses, al cumplirse este plazo se realizará el Juicio Oral para que se le dicte una sentencia.
Cabe recordar que el pasado 16 de marzo, Jorge Antonio, mientras jugaba con su arma disparó contra su compañero José Daniel, quien contaba con 20 años, murió de manera instantánea pues la bala le entró entre ceja y ceja.
La audiencia estaba programada para este viernes a las 16:00 horas, sin embargo, por alguna razón desconocida las autoridades cambiaron la fecha y la audiencia de vinculación se realizó el pasado jueves, por lo que en ella no hubo representantes de los medios de comunicación. Los reporteros se enteraron del cambio de la fecha de la audiencia cuando se presentaron este viernes como estaba programado.
Como se recordará el pasado 16 de marzo, el policía Jorge Antonio mató, aparentemente por accidente a su compañero de oficio y de servicio, cuando estaban en la bodega del OXXO ubicado en avenida Las Torres y bulevar Xonacatepec en Amalucan.
Desde el principio Jorge Antonio, manifestó que se trató de un lamentable accidente, pues estaba jugando con su compañero y amigo. Le llamaban juego a apuntarse con el arma de cargo, según se infiere de lo que dijo a sus compañeros. Otros miembros de esa misma corporación indicaron que el occiso y el ahora imputado solían jugar de esa manera irresponsable.
Algunos expertos en seguridad indicaron que el delito que le imputan es el de homicidio calificado porque al ser policía y tener las certificaciones para portar arma de fuego, se le considera como un perito, y por lo tanto experto, en el manejo de armas de fuego. Por ello, afirma el experto que prefirió mantener el anonimato, no puede considerarse su acción como un accidente y no puede ser un delito culposo o imprudencial.
Jorge Antonio, por mandato de la Juez de Control, continuará en el penal de San Miguel por el tiempo que dura el proceso legal en su contra. Trascendió que lo mantienen bajo vigilancia especial para evitar que tome alguna mala decisión.