• Es imputada por el delito de homicidio en razón del parentesco en contra de su amasio.
• El Ministerio Público ofreció a la defensa una salida alternativa al juicio oral pero aseguró que no aceptará dicha opción.

Odilón Larios Nava.- Este viernes el Juez de Control vinculó a proceso por el delito de homicidio en razón del parentesco a María Elizabeth T. Q., por el asesinato su amasio Vicente Vargas Ramírez, de 51 años de edad.
Al ser este un delito de los considerados graves, el Juez fijó prisión preventiva oficiosa en contra de la imputada. Además concedió al Ministerio Público un periodo de cinco meses como periodo de investigación para que efectúe los actos de investigación que requiera el caso. Dicho periodo concluye el 3 de marzo del 2018, después del cual se deberá establecer una fecha para el juicio oral.
El Ministerio Público, ofreció a la defensa y a la imputada, llegar a alguna medida alterna al Juicio Oral es decir que está en disposición de llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes, a los dolientes y a la imputada.
Con relación a este último punto, el abogado defensor, el doctor en derecho Miguel Ángel de la Fuente Ponce, en entrevista con diversos medios de comunicación indicó que dicho acuerdo “queda total mente descartado”.
Durante la audiencia de vinculación a proceso que inició a las 15:41 horas de este viernes, el Ministerio Público expuso lo que ocurrió por la madrugada del pasado domingo 1 de octubre en el departamento número 4 del edificio marcado con el número 9507 de la 25 Sur, casi esquina con 95 Poniente, de la colonia Cipreses de Mayorazgo.
Indicó que en el lugar se cometió el homicidio de Vicente Vargas y que la única que persona que estaba con él en el departamento era María Elizabeth, conocida como Mariely, quien se presume le causó 52 lesiones en total, la mayoría de ellas hechas con un objeto punzocortante, y al menos 26 de esas lesiones fueron en el cuello y rostro. Entre las del cuello se destaca una que cortó la carótida y le causó que se desangrara. También el hombre presentaba un traumatismo craneoencefálico.
La probabilidad de que Mariely le causó la muerte se deduce del hecho de que los vecinos del departamento 2 escucharon las discusiones y algunas de las palabras que se dijo la pareja, además de diversos sonidos de cosas que se aventaban en la casa a las 03:00, a las 04:00 y a las 06:00 horas. Además citaron que a las 06:00 horas escucharon que Vicente pedía ayuda, que llamaran a la policía porque se estaba muriendo, y poco después escucharon a Mariely gritar desde el balcón que se iba a quitar la vida y que sólo se había defendido, además de que señalaba que el hombre la había amenazado y también supuestamente le había mencionado que haría daño a su hija.
Se dijo que Vicente le habría confesado que tenía SIDA y que la había contagiado, incluso que le dijo: “Bienvenida al club” y se considera esto como una de las posibles razones que Mariely pudo tener para agredirlo. Incluso también se citaron dictámenes químicos que dieron positivo al consumo de cocaína de los dos integrantes de la pareja, es decir estaban drogados cuando se dieron estos hechos violentos y esto pudo influir en el violento acontecimiento.
El Juez de Control encontró absurdo que el defensor de Mariely pretendiera hacer creer que Vicente se había autoagredido, es decir que se había causado 52 lesiones para quitarse el mismo la vida. Y reprendió al Juzgador por pretender reclasificar el delito pues eso ya no correspondía a esta etapa procesal: pretendía que se calificara como “homicidio en riña”.
La parte más difícil para la imputada fue cuando el Ministerio Público citó un dictamen médico aplicado al cadáver, por medio del cual se confirmó que Vicente estaba infectado VIH. En ese momento Mariely se puso mal y se ordenó un receso de 15 minutos para que pudiera recuperarse.
Luego de reanudar la audiencia y de permitir al Ministerio Público concluir su exposición, el Juez de Control dio paso al debate entre ambas partes. Y luego de escuchar a ambos polos, procedió a dar sus conclusiones alrededor de las 18:53 horas.
Dictó auto de vinculación a proceso en contra de María Elizabeth, por el delito de homicidio en razón del parentesco y dictó prisión preventiva oficiosa al ser un delito de los catalogados por la ley como graves. Así mismo concedió un periodo de cinco meses como etapa intermedia de investigación, para que el Ministerio Público realice los actos que al caso convengan. Dicho plazo concluye el 3 de marzo del 2018, luego de lo cual deberá fijarse una fecha para la realización del juicio oral.