• Los uniformados detuvieron a un agresor sexual; la víctima y su abogado, con el consentimiento de los policías, pidieron 30 mil pesos a la madre del agresor para no proceder en su contra.
• También están vinculados a proceso el agresor por abuso sexual, y el abogado de la agraviada por el delito de extorsión. Todas las partes podrán buscar llegar a un acuerdo reparatorio.

Odilón Larios Nava. – Fueron vinculados a proceso por el delito de cohecho los seis policías auxiliares que fueron detenidos la semana pasada acusados de haber pretendido extorsionar a la madre de un hombre detenido por el delito de abuso sexual. Con ellos se vinculó a proceso al probable agresor.
Sorprendió que en la audiencia también apareció como detenidos Nohemí, la mujer a la que el detenido le tocó el glúteo de manera lasciva. Pero además de ella también estaba detenido su supuesto abogado, ya que ellos junto con los policías auxiliares exigieron a la madre del detenido 30 mil pesos para no proceder en contra de su hijo.
Estos detalles se dieron a conocer en la audiencia de vinculación a proceso efectuada este martes en la Casa de Justicia de Puebla, ubicada al Sur de la ciudad. El Juez de Control concedió un plazo de dos meses para la investigación complementaria, pero dejo abierta la posibilidad de que las partes llegaran a un acuerdo reparatorio.
De acuerdo en lo expuesto en la audiencia de vinculación a proceso Nohemí, el pasado28 de mayo, fue agredida de esta forma por Rafael al cruzar el puente peatonal en la zona de Angelópolis. Luego de lo cual pidió ayuda a los policías auxiliares que estaban en inmediaciones del CIS, ellos y otros patrulleros de la misma corporación a bordo del móvil PA-269, localizaron al agresor cerca de una parada de autobús.
Es por ello por lo que el agresor, quien dijo ser trabajador de una marisquería en Angelópolis, quedó detenido. Además de los seis policías auxiliares de nombres Jesús, José Jaime, Manuel, Jerónimo, Florencio y Mauricio, también llegó al lugar un hombre que dijo llamarse Guillermo el cual además se identificó como abogado de la agraviada – cabe destacar que ella también es de profesión abogada –.
El agresor fue llevado a unas instalaciones de la Policía Auxiliar en inmediaciones del Barrio de Analco, donde el inculpado ofreció a su víctima disculpas y 850 pesos para que lo perdonara y no procediera en su contra. La agraviada no accedió, él hombre dijo que le permitieran hacer una llamada a su madre para pedirle más dinero.
Así fue como Guillermo solicitó a la mujer 30 mil pesos para no proceder en contra de su hijo, de lo contrario podría pasar hasta 30 años en prisión. La mujer solo consiguió 3 mil pesos los cuales entregaría a los agraviados atrás del Walmart San Manuel.
En el camino la mujer se encontró con un convoy de policías municipales, les explicó lo que pasaba, que la estaban extorsionando. Ella fue hasta el lugar y entregó los 3 mil pesos que había logrado conseguir y en ese momento la policía municipal procedió a detener a todos los involucrados.
En la audiencia fueron vinculados los policías, el agresor sexual y el abogado. Mientras que Nohemí al ser víctima fue exonerada, según se mencionó porque estuvo mal asesorada por su abogado.
Los policías enfrentan el delito de cohecho, Rafael el de abuso sexual y el abogado el de extorsión. Se les concedió el beneficio de poder reparar el daño, en el caso de los policías a la sociedad poblana, el agresor a su víctima y el abogado a la mamá del agresor sexual. Por ello se espera que este caso culmine en un acuerdo entre las partes.