Dulce Gómez 

El regidor y presidente de la Comisión de Gobernación, Miguel Méndez Gutiérrez, dudó que el transporte público respete los lineamientos establecidos por el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Puebla para circular por el Centro Histórico, tras su reciente retorno.

Tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, autoridades estatales y municipales optaron por retirar de las calles del Centro Histórico al transporte público, principalmente por los daños en inmuebles y casonas que dejó el movimiento telúrico.

Sin embargo, a casi un año de dicha determinación, 72 rutas regresaron a la 9 Sur-Norte, 10 Poniente-Oriente, 14 Oriente–Poniente y 11 Oriente–Poniente.

En este tenor, Miguel Méndez señaló la importancia de que la Subsecretaría del Transporte y la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) vigilen el paso de las unidades, sin embargo, dudo que los conductores respeten conducir a no más de 30 kilómetros por hora.

“Esperemos que la Subsecretaría de Transportes del Gobierno del Estado y la SSPTM controle el tema de las paradas y recorridos del transporte público, antes del sismo generaban un caos y francamente no creo que vayan a cambiar mucho su actitud, es necesario que se ponga orden”, dijo.

También, apuntó que es necesario que la Secretaría de Gobernación (Segom) ponga orden al ambulantaje para evitar que los vendedores informales se ubiquen sobre las paradas autorizadas.

“Estaremos solicitando a la Segom que tome medidas más estrictas para controlar la presencia de estos vendedores, sobre todo en las paradas de los autobuses que complican la libre circulación de los peatones, de las familias, siempre se tiene que privilegiar el tránsito de los peatones”, añadió.