• Se presume que se golpeó contra la rama de un árbol o contra un puente.

Odilón Larios Nava.- En Ciudad Serdán, un vigilante del tren perdió la vida, fue encontrado sobre los furgones, por donde escurría sangre. Se presume que al ir en la parte de arriba el hombre de 21 años de edad, por accidente se golpeó contra la rama de un árbol o contra un puente.
El hallazgo de este cadáver ocurrió por la madrugada de este jueves en la comunidad de Jesús Nazareno, en Ciudad Serdán. En el vagón color amarillo se apreciaba escurrimiento de sangre y en la parte alta, el cadáver del joven.
El vigilante de la empresa ferroviaria fue identificado como Alejandro Sánchez Cuate, de 21 años de edad, quien tuvo su domicilio en avenida Independencia, en el barrio de san Diego, en Acatzingo. Antes de este trabajo se desempeñaba como agente vial en Acatzingo.
Fueron los compañeros del hoy occiso quienes lo encontraron en las condiciones antes descritas y dieron aviso a la policía, a la vez que llamaron a los servicios de Cruz Roja para que revisaran al vigilante.
Los técnicos en urgencias médicas corroboraron que el hombre estaba muerto, por ello la policía municipal acordonó el área en espera de las autoridades ministeriales.
Agentes Ministeriales de Ciudad Serdán realizaron las diligencias del levantamiento del cadáver, por las evidencias halladas durante las primeras indagatorias, presumen que se trató de un lamentable accidente. Cerca del cuerpo había una rama de un árbol, lo que hace suponer que pudo ser golpeado por un tronco o por un puente.
Cabe señalar que no sería la primera vez que algo así ocurriera. En abril del 2013, dos cadáveres fueron encontrados encima de los vagones del tren en el interior de la planta automotriz Volkswagen. En aquella ocasión se dijo que se trataba de presuntos centroamericanos, cuyas cabezas habrían chocado contra un puente mientras iban sentados en la parte superior del furgón.