Dulce Gómez

Policías encubiertos vigilarán la Central de Abasto durante la temporada de Día de Muertos para evitar actos delictivos en contra de los comerciantes y compradores, informó el integrante del Consejo Administrativo de dicho espacio, Mario Riestra Piña.
En entrevista, el también secretario general del Ayuntamiento de Puebla detalló que los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) estarán desplegados principalmente durante los días de mayor venta, es decir del 28 al 2 de noviembre.
“Ya hablamos con los líderes de la Central de Abasto, introductores de flores y con la Secretaría de Seguridad Pública, para coordinar acciones durante este periodo comercial debido al gran movimiento económico propio de la temporada”, comentó.
En este contexto, agregó que es durante la temporada de “Todos Santos” cuando un importante número de personas arriba a dicho espacio –ubicado en la carretera federal a Tlaxcala- para comprar flores y otros productos que son usados para la colocación de ofrendas.
Riestra Piña destacó que este operativo consistirá en la presencia de policías de la Dirección de Tránsito para evitar que los transportistas de flores sean extorsionados por agentes ajenos al lugar, además de impedir que sean objeto de asaltos.
Asimismo, el funcionario municipal compartió que durante la temporada de Día de Muertos llegarán a la Central de Abasto más de 5 mil toneladas de flores para comercializarse, lo cual por la cantidad de dinero y de clientes, puede convertirse en un buen botín para los delincuentes.