Al informar que hasta el viernes será entregada la última parte de los 18 mil tinacos azules en la capital poblana, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) en el ayuntamiento de Puebla, Xabier Albizuri Morett, informó que el gobierno del estado eligió el color, además que es el responsable de la repartición de los mismos.
En entrevista, negó que la comuna esté violando la ley, sin embargo no quiso abundar más sobre la denuncia interpuesta por el PRI ante el Instituto Electoral del Estado (IEE) por la repartición de los tanques de agua en pleno proceso electoral.
Sobre el tema, aclaró que los recursos donados por el municipio, cerca de 21 millones de pesos, forman parte de la Cruzada Nacional Contra el Hambre etiquetados en el Fondo de Infraestructura Social Muncipal (FISEM) bajo el rubro de tanques de almacenamiento de agua para combatir el rezago y servicios básicos de vivienda.
“Es un programa que tenemos con el gobierno. Como ustedes saben 21 millones de pesos puso el estado y 21 millones el gobierno municipal, pero realmente quien tiene el programa es el gobierno del estado. Nosotros los apoyamos en supervisar y ver los beneficiarios y están bajando en zonas SAP que son zonas prioritarias en el municipio y es un programa para combatir la pobreza”.
Asimismo, sostuvo que la comuna respetará la veda electoral, por lo que consideró que a más tardar se entreguen este viernes 1 de abril, no sin antes detallar que están respetando las reglas de operación que marca la federación.
Albizuri Morett desglosó algunas juntas auxiliares que resultaron beneficiadas, tal es el caso de Canoa, La Resurrección, Azumiatla, todas ellas con sus respectivas colonias.
Ahondó que los tanques fueron aprobados desde 2015 cuando Antonio Gali Fayad, actual candidato al gobierno del estado de la alianza Sigamos Adelante, no solicitaba licencia.
“Obviamente desde el año pasado, los recursos federales se van presupuestando desde antes, obviamente en el ejercicio del año pasado, así como se presupuestó las estufas, los techos, las recámaras. Seguimos trabajando, el combate a la pobreza no se puede frenar como ustedes saben”.