Odilón Larios Nava.-

Elementos de la Policía Federal Ministerial, adscritos al Centro de Operaciones Estratégicas (COE) realizaron un cateo en el Restaurant Bar Karaoke La Bruja, en Izúcar de Matamoros. Allí detuvieron a tres presuntos empleados del lugar, a quienes se les aseguraron más de 70 envoltorios pequeños de cocaína y dos envoltorios de marihuana, presuntamente comercializaban las drogas en el antro.
El cateo estuvo a cargo de la Procuraduría General de la República (PGR), Delegación Puebla, a cargo de elementos de la Policía Federal Ministerial adscritos al COE, bajo las órdenes del delegado Normando Bustos Bertheau.
Las acciones fueron llevadas a cabo el pasado 29 de octubre, alrededor de las 18:30 horas, se logró asegurar en poder de tres hombres, presuntos empleados del negocio Restaurant Bar Karaoke La Bruja, más de 70 envoltorios con cocaína, 2 envoltorios con hierba verde con las características propias de la marihuana, así como una bolsa con semillas de marihuana.
Mediante labores de investigación que la PGR realiza en el interior de la entidad poblana para combatir el delito de narcomenudeo, dieron con este bar que fungía como centro de distribución de drogas, fue así como obtuvieron la orden de cateo por parte del Juez correspondiente, la cual cumplió el personal de PGR por medio del Agente del Ministerio Público de la Federación.
Es así como se detuvo a dos hombres que se encontraban atrás de la barra del lugar, a estos se les encontraron 16 envoltorios pequeños de cocaína, 2 envoltorios de marihuana y la bolsa con semillas de la misma droga.
Mientras que al tercer sujeto, quien se identificó como el administrador del bar, se le encontraron 64 envoltorios de cocaína, presuntamente destinados para la venta. De las primeras investigaciones se supo que casa uno de estos envoltorios era comercializado en 200 pesos.
Es por ello que los sujetos quedaron detenidos y a disposición de las autoridades federales por delitos contra la salud en su modalidad de narcomenudeo, así mismo la droga quedó asegurada y el sitio clausurado y a disposición de las autoridades.