Dulce Gómez

Como parte de las medidas de austeridad que implementó el Ayuntamiento de Puebla a inicios de 2017, se pondrán a la venta 299 unidades chatarra, recuperadas, blancos, equipo pesado y bicicletas, con lo que se espera recaudar alrededor de 6 millones de pesos.

Lo anterior, se aprobó ayer en Sesión Extraordinaria de Cabildo, el presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, declaró que el objetivo de esta acción es abonar a las finanzas de la Comuna, ante el alza en el costo de la gasolina que se registró en 2017.

“Se van a poner a la venta, es una desincorporación de los bienes del Ayuntamiento y esa es la idea. Forma parte del programa de austeridad, indicó el alcalde capitalino, posterior a dicha sesión.

Adicionalmente, el munícipe ponderó que el dinero que se obtenga se destinará a realizar acciones de Desarrollo Social y de Infraestructura.

“Tenemos costos adicionales por el incremento en la gasolina, por tanto tratamos de evitar afectaciones en los diferentes programas en el tema de Desarrollo Social e Infraestructura, tenemos que generar ahorros”, glosó.