Por Jesús Lemus/Puebla

A partir del primer minuto del 3 de abril, toda la propaganda de los diferentes órdenes de gobierno deberá ser retirada para evitar durante el periodo de campaña, influencias que pudieran beneficiar a cierto partido político o candidato interesado en la gubernatura de Puebla.
Lo anterior forma parte de la veda electoral que se establece en la Ley Electoral, donde se menciona que por los 60 días a partir de la fecha antes citada, ninguna administración municipal, estatal o federal puede hacer anuncios sobre sus acciones de gobierno.
“Para garantizar equidad en las campañas electorales durante el tiempo que comprendan las mismas y hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, salvo las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para los programas de protección civil en casos de emergencia, así como los que acuerde el Consejo General del Instituto Nacional”, refiere la ley.
Asimismo todos los promocionales que se tengan en paraderos y espectaculares tendrán que retirarse a más tardar la noche del 2 de abril, a fin de evitar sanciones por parte de las instancias electorales.
La única forma en que los 3 niveles de gobierno pueden hacer uso de los espacios de radio y televisión, es cuando haya alguna contingencia natural, problemas de salud que afecten a la población y asuntos enfocados a la educación.
Cabe señalar que la campaña para renovar del gobierno del estado de Puebla, iniciará el 3 de abril y hasta el 1 de junio, cumpliendo así los 60 días establecidos para las actividades proselitistas de todos los candidatos.