• Los vecinos lo encontraron en las azoteas, lo capturaron, golpearon, amarraron a un poste y rociaron de gasolina; luego lo entregaron a la policía.
• No hubo nadie que procediera en su contra, por ello quedó en libertad después de que hubiera sido atendido por los paramédicos.

Odilón Larios Nava. – Un probable ladrón fue sorprendido en las azoteas de algunos domicilios de la colonia Las Cuartillas. Los vecinos se coordinaron y lo capturaron, los trancazos le llovieron al supuesto delincuente, después lo amarraron a un poste y le rociaron gasolina. Pero el hombre quedó libre pues nadie quiso proceder en su contra.
Una vez que la policía estatal llegó a atender la emergencia, las cerca de 20 personas que estaban ahí reunidas accedieron a entregar al delincuente, pero nadie procedió en su contra, por lo que los uniformados debieron dejarlo en libertad, no sin antes solicitar que paramédicos le brindaran atención prehospitalaria por las lesiones que presentaba.
Estos acontecimientos ocurrieron cerca de las cinco de la tarde de este martes en la Diagonal San Miguel entre la 34 Poniente y la privada 17 Norte, casi esquina con 19 Norte, de la colonia antes mencionada.
Los vecinos indicaron que se percataron de que en las azoteas andaba un ladrón, salieron y pudieron capturarlo, los golpes no tardaron en aparecer y así el presunto ladrón recibió una paliza.
El hombre dijo llamarse Juan Manuel O. R., de aproximadamente 28 años. Los vecinos lo llevaron a un poste en donde lo amarraron, le echaron gasolina pues amagaban con lincharlo y después.
Cuando llegó la policía estatal a bordo de la patrulla PE715 los vecinos entregaron al supuesto ladrón, pero nadie quiso proceder en su contra. Paramédicos de Cruz Roja a bordo de la ambulancia PUE-993 atendieron al hombre y lo llevaron a un nosocomio y después quedó libre.