• Su casa se estaba incendiando, cinco jóvenes no dudaron en arriesgarse para salvar a la mujer de la tercera edad.

Odilón Larios Nava.- Una anciana y su mascota, una perrita de nombre Camila, fueron rescatadas por cinco civiles, cuando su casa de la colonia Anzures estaba incendiándose. Los héroes, cuatro hombres y una mujer, arriesgaron su propio pellejo para salvar a la mujer de la tercera edad.
Los números de emergencias registraron la llamada de auxilio por la deflagración, alrededor de las 13:30 horas de este domingo, en el domicilio marcado con el número 802 de la avenida 37 Oriente y bulevar Díaz Ordaz, a un costado de Laboratorios Ruiz, en la zona de Plaza Dorada.
En aquella casa vive la señora Susana Julieta Mora, de 76 años de edad, quien pedía auxilio desde el segundo piso de la casa debido a que se estaba incendiando, ella estaba atrapada con su perro.
Un empleado de la pastelería La Zarza y cuatro del restaurante La Casa de Carlos, salieron a ver qué ocurría debido al olor a quemado. Y así es como notaron que se trataba de una casa que estaba en llamas, la columna de humo ascendía a casi 30 metros.
Llamaron a las autoridades dando aviso al 066, pero ante el riesgo que corría la ancianita dentro de la casa, no escatimaron riesgos, abordaron una camioneta y la metieron a la casa, así montaron una escalera y pudieron sacar a la mujer antes de que el fuego y el monóxido de carbono hicieran estragos en su integridad.
Según relató una mesera del restaurante mencionado, ella fue la primera que ingresó pero no pudo sacar a la señora: “Yo fue la que entré, fui primera en entrar, subí las escaleras, entonces escuché que la señora estaba gritando y que el perro estaba ladrando, los sonidos provenían del cuarto donde estaba el fuego. La señora me gritó auxilio y fue cuando me metí arrastrando, la agarré y me dijo que no podía porque se sentía mal”.
Fue entonces cuando los otros cuatro héroes ciudadanos ingresaron y lograron rescatar a la señora Susana, quien presentó crisis nerviosa, fue atendida por paramédicos de Cruz Roja, igual que el empleado de la pastelería pues resultó lesionado por uno de los vidrios que debieron romper para ingresar. También rescataron a una perra de nombre Camila.
Personal del Heroico Cuerpo de Bomberos del estado, así como Protección Civil Municipal se encargaron de apagar el fuego y controlar la situación. Mientras que policías municipales acordonaron la zona para evitar riesgos a terceros.
En el interior de la casa, de acuerdo con el recuento de los daños, se quemó ropa, mueblas y otros enceres en tres de las recámaras del domicilio. La mujer fue llevada para su atención al Hospital de la UPAEP, su estado de salud fue reportado como normal gracias a la intervención de los valientes e improvisados rescatistas.