• Dijo que el nuevo gobierno heredará una economía resiliente y en crecimiento,  

 

El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio González Anaya, aseguró que el Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés) manda una señal de que en nuestro país hay condiciones para incrementar la inversión y da certidumbre al sector exportador.

 

“El nuevo acuerdo con Estados Unidos y Canadá además de poner al día muchos de los temas comerciales que habían sido rebasados por el transcurso del tiempo, es un acuerdo que viene a dar certidumbre a nuestros exportadores de que cuentan con un mercado donde pueden colocar sus productos, a nuestros consumidores que tiene acceso a más bienes a mayor precio y a los inversionistas de que en México hay condiciones para incrementar flujos de inversión que son fundamentales para el crecimiento y la generación de empleos”, expuso.

 

Al comparecer ante el pleno de la Cámara de Diputados con motivo del Sexto Informe de Gobierno, indicó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto dejará a la próxima administración de Andrés Manuel López Obrador una economía con mayores espacios para invertir.

 

“Estaremos entregando una economía que brida mayores espacios para la inversión, alcanzado casi 200 mil millones de dólares de Inversión Extranjera Directa en los últimos 6 años, cifra sin precedentes que cubren por completo la cuenta corriente”, indicó.

 

González Anaya dijo que las reservas internacionales junto con la Línea de Crédito Flexible del Fondo Monetario Internacional superan los 260 mil millones de dólares, cantidad que cubre la deuda pública actual, mientras que el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios acumula más de 250 mil millones de pesos y equivale a un punto del PIB.

 

El funcionario manifestó que la administración que tomará los rumbos del país a partir del primero de diciembre heredará una economía resiliente y en crecimiento, y que ha reaccionado en forma correcta ante los choques que han llegado del exterior y que tiene su estabilidad bien cimentada en finanzas públicas sanas.

 

“A pesar de no haber alcanzado su mayor potencial en sus primeros años, las reformas estructurales ya contribuyeron a que el país no cayera en recesión”, afirmó.

 

En el tema de la deuda pública y ante la pregunta del Partido Verde sobre el nivel de deuda del país, González Anaya apuntó que la deuda actual asciende en términos absolutos a 10.2 billones de pesos y se estima que la deuda pública al cierre de 2018 termine en un nivel de 45 por ciento como porcentaje del PIB.