Por Jesús Lemus/Puebla

El presidente del Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) Jesús Saravia Rivera, señaló que los primeros pasos para reconocer la violencia política de género no son letra muerta, pero urgió modificar el código electoral para fijar como causa de nulidad en un proceso comicial de dicho escenario.

Señaló que lo anterior corresponderá a los diputados locales del Congreso del Estado de Puebla, quienes apenas reconocieron la figura de violencia política de género en la Ley para una Vida Libre Sin Violencia hacia las Mujeres, sin que haya sanciones todavía.

Dijo que existen protocolos para atender la violencia política de género, los cuales pueden ser interpretados de diversas formas sin que implique alguna sanción en contra del partido o candidato que ejerza esta problemática.

Expuso que hay una responsabilidad de todos los servidores públicos para que se actúe con imparcialidad, por lo que en el caso de los tribunales y órganos electorales, cada uno de sus integrantes tendrán que ver el actuar propio y el de sus pares.

Mencionó que no solo la nulidad de una elección, sino también la pérdida del registro para un partido político, rechazar alguna candidatura para los hombres, inclusive la posibilidad de sanciones penales, son temas que deberán ser analizados por los legisladores poblanos.

“Hay una facultad de interpretación de los juzgadores cuando hay elementos mínimos en donde se advierte violencia política de género bajo el principio de no discriminación y de falta de igualdad. Eso significa violación a principios constitucionales, su son sistemáticos y graves, y son determinantes para la propia elección qué afecte el desarrollo del proceso si se puede anular”, dijo.

El titular del organismo en Puebla aclaró que el tema de la violencia política de género no puede tomarse a la ligera, cuando existen indicios de que la misma creció en los últimos meses en todo el país, que por eso urgen las sanciones respectivas.