A fin de prevenir que alrededor de dos millones de niñas y adolescentes mexicanas sean víctimas de violencia o abuso sexual, la senadora del PRI, Lucero Saldaña Pérez, solicitó a la Secretaría de Educación Pública que, en el marco de la reforma educativa, fortalezca los contenidos y estrategias para la educación sexual integral de niñas, niños y adolescentes.
“Es indispensable que en el actual proceso de reforma educativa, se robustezcan los contenidos relativos a la educación sexual integral para prevenir diversos fenómenos que implican violencia y que atentan contra la dignidad y bienestar de niñas, niños y adolescentes, como la violencia sexual infantil, la prevención del embarazo adolescente, la adquisición de infecciones de transmisión sexual y VIH Sida, la discriminación y el acoso escolar por motivos sexuales”, señaló.
Recordó que este problema que tiene un alcance nacional creció en las administraciones panistas, de 2000 a 2012, principalmente por el abandono del Gobierno federal al no brindar orientación e información a los adolescentes y jóvenes para desarrollar su sexualidad con responsabilidad.
La legisladora por el estado de Puebla se refirió al embarazo adolescente y alertó que este fenómeno se ha incrementado de manera alarmante en los últimos años, pues casi medio millón de embarazos de niñas entre 10 y los 19 años, se registran cada año.
“Destaca la gravedad del embarazo adolescente y sobre todo el que se presenta entre las niñas. Es un fenómeno multifactorial que afecta de manera íntegra la vida de este grupo de población, restando oportunidades y poniendo en riesgo incluso la salud y vida de las adolescentes.
Ante esta situación recordó que en 2014 el Gobierno federal impulsó la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes que articula esfuerzos sectoriales y programáticos para atender esa problemática.
“La meta buscada es reducir a 50% el embarazo en adolescentes de 15 a 19 años, al tiempo de eliminar el embarazo en niñas menores de 15 años para el año 2030”, puntualizó.