• Recurrimos a un hombre que no ve y nos sugirió hacer un acoplamiento con sensores para calzado universal que pudiera medir obstáculos en el entorno: Mastachi Torres

Por Diego Armando Cuautle

Un grupo de seis estudiantes de diferentes instituciones de educación superior, fabricaron un acoplamiento para el calzado, diseñado para auxiliar la movilidad de las personas ciegas y débiles visuales y el cual fue nombrado “Ándalo”.
Se trata de un aparato que cumple las funciones similares a las de un bastón o perro guía, esto se logra mediante una banda que se coloca en los tobillos aunque el dispositivo también cuenta con motores vibradores y una interfaz.
De acuerdo a Ricardo Mastachi Torres, líder del proyecto, dicha innovación está compuesta por otra banda que va en la rodilla y una pinza de plástico en el pie, ambas están dotadas con un sensor ultrasónico.
“Gracias al sistema de ultrasonido las personas pueden detectar obstáculos a una distancia de un metro con cinco centímetros, el aparato puede leer una mayor distancia pero lo definimos así para que sea lo más similar a lo que ya usan como apoyo, es decir, el bastón”, explicó quién es estudiante de mecatrónica de la Universidad Iberoamericana en Puebla.
Indicó que el proyecto como tal tuvo en su desarrollo ciertos ajustes ya que comenzó a partir de una simple observación de compañeros, “cuando recién se creó el proyecto, nos dejaban caminar con los ojos cerrados y entonces desde la mecatrónica pensé en un aparato que facilitara el movimiento cuando no ves, a partir de ahí dirigimos el proyecto al sector de los ciegos”.
Explicó que para construir la herramienta con las características que buscaban, no solo les bastaron sus propuestas, tenían que acercarse a los ciegos para conocer realmente sus necesidades y los problemas a los que se enfrentaban de manera cotidiana.
“Recurrimos a un hombre que no ve y nos comentó que a pesar de tener bastón es común que se caigan en alcantarillas destapadas o se golpeen con algo que está enfrente, el nos sugirió hacer unos zapatos y acordamos hacer un acoplamiento con sensores para calzado universal que pudiera medir obstáculos en el entorno. La idea es comunicar al usuario sobre los objetos o agujeros que hay a su paso”, agregó.
Mastachi Torres detalló que en un inicio el acoplamiento se basaba en sonido; sin embargo, reconocieron que las personas ciegas utilizan el oído para otras cosas y saturarlos con más estímulos sería inviable, además de que entorpecería el funcionamiento del dispositivo.
Agregó que si hay un objeto lejano, empieza a vibrar, y si hay uno cerca, vibrar otro motor colocado en posición distinta en el dispositivo y cuando hay una alcantarilla, vibran los dos motores al mismo tiempo. Y cuando vibran los dos es que hay algún desnivel”.
Dentro del equipo que partició en la elaboración de dicho proyecto se ecuentra además Martín Augusto Mariscal Vázquez de la Universidad de las Americas Puebla (UDLAP), María Fernanda López de la Ibero Puebla.
Finalmente, Mastacho Torres dijo que este dispositivo es uno de los productos que desarrolla la empresa Anxech, conformada por estudiantes poblanos, quienes se dedican al desarrollo de tecnologías con un enfoque social.