• Pide que el tema de la adopción en parejas del mismo sexo debe analizarse profundamente

Por Diego Armando Cuautle/@dcuautle

Para el rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Emilio José Baños Ardavín, consideró que la unión entre personas del mismo sexo no debe llamarse matrimonio ya que este solo puede ser constituido entre hombre y mujer.
En entrevista tras a firma de convenio entre dicha institución de educación superior, la Fundación 4N y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), comentó que este tipo de uniones está alejada de lo que es la familia tradicional que por naturaleza es la institución que le da personalidad y proyección a la sociedad.
“Por naturaleza, la familia es una institución que le da proyección a la sociedad. Para nosotros hay un tema de no discriminación sino de garantizar derechos. Hay que tener cuidado en cómo nombramos a las demás instituciones”, señaló.
Aunque dijo, para la UPAEP, si hay la posibilidad de realizar o más bien formalizar la unión con personas del mismo sexo, ya que están en su legítimo derecho para hacerlo, siempre y cuando cumplan con los mecanismos para que estos sucedan a manera de sociedades de convivencia o de otro tipo de sociedad que se quiera fincar.
Cabe señalar que el pasado 17 de junio, el Presidente de la Republica presentó una iniciativa de ley para legalizar el matrimonio gay en todo el país que incluye el reconocimiento sin importar origen étnico, religión, género o preferencias sexuales, y la expedición de actas de nacimiento que reconozcan la identidad de género.
Al respecto, Baños Ardavín pidió a las autoridades correspondiente “analicen y aprueben la iniciativa a favor de las uniones entre personas del mismo sexo con el fin de garantizar sus derechos”.
Sobre la adopción, indicó que “es aceptable, pues todas las parejas tienen derecho de unirse civilmente, aunque dijo que aún se tiene que analizar el tema de la adopción”.
“Los niños son sujetos de derecho no objeto, por el bien del niño, por el mejor entorno que se le pueda allegar, de ahí se abren todas las posibilidades… los niños no son “objetos de derecho” sino “sujetos de derecho”.