ING. OSCAR LÓPEZ MORALES

En el   Congreso del Estado se respira un ambiente tenso. Hoy comienza la transición que será ríspida por todo lo que se ha vivido en las últimas semanas.

Los diputados entrantes, en su mayoría emanados del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) encabezados por Gabriel Biestro y legisladores electos afines a este grupo, recibirán las curules no sin antes aplicar una revisión exhaustiva.

El proceso de entrega –recepción que concluye el viernes, será diferente al que se realizó en la Cámara de diputados federales y Senadores. Aquí se han adelantado confrontaciones.

Lo que ocurrirá ésta semana marcará la línea de la siguiente legislatura. Estará el protagonismo de José Juan Espinosa Torres, conocido siempre por sus show en tribuna.

Con el mismo estilo que el ex alcalde de San Pedro Cholula llegará el diputado “cadenero”, Héctor Alonso Granados. Aquel que estando en el PRI se inventó una historieta de violencia y atraco.

Biestro Medinilla, que se estrena en este ámbito, deberá cuidarse las espaldas para que no “le coman el mandado” y termine desplazado en la coordinación de la bancada de los morenistas.

Lo que lanzaron como un “borrego” y una invención mediática, sobre el presunto soborno a diputados de Morena para que traiciones su “ideología” y se pasen a las bancas oficiales, se les podría hacer realidad.

Ya conocemos quienes son los diputados que formaron parte del grupo que llevó a poder a Rafael Moreno Valle Rosas y que gusta de hacer “acuerdos”.

Seguro será el primero en sumarse a las iniciativas que se envíen desde la zona de los Fuertes, no sin antes “negociar”.

La legislatura que se instalará el 15 de septiembre tiene el propósito de frenar las iniciativas del ejecutivo, pero es probable que poco a poco, esos diputados que hoy llegar con “honestidad”, pronto estén del otro lado.

Ya estaremos contando la historia.

FLOR DEL BOSQUE VENTA

Las versiones sobre una venta o enajenación del parque Flor del Bosque no fueron más que un oportunismo político de los diputados electos de Morena.

Así lo estimó el titular de la Secretaria de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (SDRSOT), Rodrigo Riestra Piña, que ayer desmintió a esos legisladores.

Lo que no leyeron o no quisieron leer,   es que hubo una permuta que permitió un intercambio de predios para  proteger  a 27 especies animales que habitan esta reserva e incrementar la superficie para pasar de 719 hectáreas a 724, con lo que obtiene 41 metros cuadrados más.

Aclaró que el empresario Carlos Enrique Rafael Haghenberck, planeaba crear un desarrollo inmobiliario en esta área, lo que ejercería una gran presión urbana para la reserva ecológica, por lo que se procedió al intercambio para evitar un daño a la ecología de esta zona.

Se dejó en claro que Parque Estatal Flor del Bosque es y seguirá siendo patrimonio de los poblanos.

No está en venta ni será destinado para un desarrollo inmobiliario