• Paramédicos atendían a un lesionado en volcadura cuando casi les caen encima un tráiler y un Jetta que se vieron involucraos en un percance independiente.

Odilón Larios Nava.- Paramédicos de Cruz Ámbar que laboraban atendiendo a un hombre lesionado en una volcadura en la Vía Xalapa, bajó el puente de la autopista, en el paraje El Trébol, estuvieron a punto de ser aplastados por un tráiler y un Jetta que se salieron de la pista y cayeron cerca de 7 metros.
De acuerdo con los reportes de las corporaciones de seguridad de Acatzingo, alrededor de la 01:00 horas de este jueves recibieron una llama de auxilio que indicaba que en el paraje conocido como El Trébol, había volcado una camioneta.
Técnicos en urgencias médicas de Cruz Ámbar atendieron el auxilio, bajo el puente de la pista encontraron una Ford, color blanco, con metálicas KY-80-100 del Estado de México, la cual había quedado prácticamente destrozada. A bordo sólo estaba el conductor de nombre Miguel Ángel Báez Fuentes, de 18 años, vecino de Buenavista de Juárez, en el municipio de Los Reyes de Juárez.
Aunque los paramédicos sólo encontraron a él, se presume que lo acompañaban otros miembros de su familia, pero éstos no fueron encontrados en el sitio por que escaparon.
Cuando hacían las labores para atender al conductor lesionado, los técnicos en urgencias médicas y los policías municipales de Acatzingo que laboraban en el lugar, escucharon un fuerte estruendo.
Al alzar la vista se sorprendieron pues se trataba de un tráiler que había caído de la autopista, segundos después cayó un Jetta, desde una altura de 7 metros. Y, arriba, en la autopista se escuchó un choque. Al ver lo anterior pidieron más apoyo y fueron a checar a los ocupantes de las dos unidades que literalmente les llovieron.
De acuerdo con lo relatado por los involucrados en el percance: el tráiler circulaba con sentido a Puebla por el carril de baja, cuando otro vehículo pesado lo impactó y lo sacó de la carretera haciéndolo caer del puente. El Jetta intentó esquivar al tráiler responsable y el conductor perdió el control lo que ocasionó que también cayera del puente.
Al ver lo que había ocasionado, el trailero responsable hizo alto y en ese momento un taxista se impactó contra la pesada unidad en la parte de atrás. Al ver los daños que había ocasionado, el conductor de la segunda unidad aceleró y logró escapar.
Los paramédicos de Cruz Ámbar revisaron a los tripulantes del Jetta y el tráiler, pero ninguno requirió atención. Se presume que el conductor del Jetta, supuestamente un abogado, iba bajo los efectos de bebidas embriagantes y acompañado de una mujer, y se negó a dar su nombre y a ser atendido por los servicios prehospitalarios. También el trailero y el taxista no requirieron de atención.
Así es que pese a lo aparatoso de esta serie de percances viales los paramédicos sólo se llevaron en la ambulancia al joven por el que originalmente habían acudido.