Por Patricia Moreno Sánchez

Ante el consuno de diversos platillos durante las celebraciones navideñas y de Fin de Año, además de la Rosca de Reyes, algunas personas tienden a subir de peso de 3 a 4 kilos de peso y posteriormente desean reducir la talla, lo cual es saludable, afirmó la doctora Jazmín Lara Quistiano especialista en nutrición del Hospital No. 36 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
Lara Quistiano agregó que lamentablemente las ´personas y principalmente mujeres adultas y jovencitas buscan bajar de peso de forma rápida, sin ejercicio y acuden a la compra de productos “milagro” que posteriormente, advirtió pueden causar graves daños a la salud de la persona que lo consume.
Mencionar que en el mercado, se comercializan, píldoras, tónicos, laxantes, suplementos alimenticios y hasta ansiolíticos disfrazados (es decir un medicamento que lo venden como supresor de la alimentación sin receta médica)
Lo que es recomendable refirió la especialista es regresar al consumo del Plato del Buen Comer, que debe contener frutas y verduras, en abundancia, agregó que la carne, cereales y tubérculos como papa, camote, nabos y zanahorias, se deben moderar.
Mientras que los carbohidratos simples que se localizan en refrescos, jugos y postres son los que ayuda subir de peso a la persona. El consumo de estos productos se acumulan y generan grasa en alrededor de la cintura y parte abdominal.
Recomendó racionar los alimentos y en lugar de hacer las 5 comidas recomendables durante el día, realizar solo tres pero estas sean con alimentos de calidad.
“la persona debe comer a sus horas, pero fraccionando los alimentos, disminuir algunos alimentos como por ejemplo, si come unas 8 o 10 tortillas, reducir a 5 máximo en todo el día, se deben modificar los hábitos alimenticios de las personas” indicó la doctora.
Además, dijo que no debe faltar el ejercicio. Refirió que si la persona no tiene el hábito de realizar alguna actividad física, puede realizar una caminata algunas calles cerca de su domicilio, o salir a la tienda, o caminar en lugar en trasladarse a un lugar cercano en automóvil.
De igual forma dijo que las personas no deben dejar de tomar agua natural lo que les va ayudar a bajar de peso de forma rápida.
Por último pido no hacer casos de recetas o dietas que se ven en la televisión, en el internet o por recomendación, refirió que cada persona es diferente y requiere ser atendida por un nutriólogo. Explico que en todos los centros de salud existen especialistas que pueden atender y aplicar un tratamiento o dieta para cada persona y en caso de que la persona no cuente con seguridad social, puede acudir al “Plato del Buen Comer” y hacer por lo menos una caminata, insistió.