• Familiares, amigos y vecinos de La Magdalena Tetela, se dieron cita para llevarlo hasta el lugar donde fue sepultado.
• Exigen justicia, que se detenga al policía responsable y que el gobierno del estado otorgue indemnización a la viuda, quien se queda a cargo de dos bebés.

Odilón Larios Nava.- Este domingo por la tarde fueron sepultados los restos de Luis Ángel León Cid, el joven de 16 años de edad, quien presuntamente fue asesinado por la Policía Estatal, durante un operativo fallido realizado el pasado jueves en La Magdalena Tetela, en el municipio de Acajete.
Fueron cientos de personas, entre familiares, amigos y conocidos quienes conformaron el cortejo fúnebre que partió de la casa del hoy occiso hasta el panteón de la comunidad.

ANTECEDENTES

El jueves 27 de octubre por la noche, la policía estatal, por medio del Grupo de Operaciones Especiales (GOES), realizó un operativo en domicilios de La Magdalena Tetela, perteneciente al municipio de Acajete.
Los pobladores de La Magdalena acusan directamente a la Policía Estatal de haber asesinado al menor. En entrevista, señalaron, que los uniformados ingresaron de forma violenta a los domicilios, en donde aseguran que golpearon a mujeres y niños, incluso a una mujer embarazada, la cual mencionan requirió de ser hospitalizada y cuyo estado actual de salud se desconoce. También aseguran que los policías llegaron preguntando por el dinero, los acusan de robar efectivo y objetos de valor.
Personas entrevistadas comentaron que fue la actitud de los policías hacia las mujeres y los niños lo que hizo que los vecinos reaccionaran y salieran correteando a los uniformados. Los cuales lograron retirarse pero dejaron una patrulla a la cual la población le prendió fuego.
Mientras que en la retirada de la Policía Estatal, afirma la gente, éstos se encontraron a Luis Ángel en la entrada al pueblo. El adolescente regresaba de san Jerónimo Ocotitlán y había parado a orinar, en ese momento aseguran fue que recibió el balazo en la zona abdominal. Sus familiares y conocidos afirman que no tenía nada que ver en los hechos que se habían dado dentro de la población. Presumen que los policías iban asustados y por no contar con la preparación adecuada al ver la camioneta estacionada y al joven orinando, pudieron temer una emboscada y terminaron abriendo fuego contra un inocente.
Es por ello que el viernes cerca de cien pobladores tomaron la carretera federal a Tehuacán y la autopista Puebla-Córdoba. Aunque mantuvieron cerradas estas dos importantes vialidades en la entidad durante horas, ni la Secretaría General de Gobierno (SGG), ni la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), acudieron para dialogar con los manifestantes y escuchar cuáles son sus exigencias.

EXIGEN JUSTICIA

Familiares del hoy occiso afirmaron que Luis Ángel era un “chavo muy tranquilo”, no se metía con nadie y nunca andaba armado, ni siquiera con navaja, por lo que afirman es mentira que los policías estatales hayan actuado en legítima defensa.
Exigen al Gobierno del Estado de Puebla que haga justicia y finque responsabilidades al policía responsable del asesinato. También exigen que se otorgue una indemnización económica a la viuda para que pueda sacar adelante a los dos bebés que quedaron huérfanos, uno de un año y medio y otra de apenas dos meses de nacida.
Hasta el cierre de esta edición ninguna autoridad estatal se había acercado con la familia para ofrecerles alguna solución. Tampoco la Fiscalía General del Estado (FGE) les ha informado de algún avance en la investigación, ya que los homicidios se persiguen de oficio.

SENTIDO ADIÓS A LUIS ÁNGEL

Un nutrido cortejo fúnebre integrado por cientos de personas partió de la casa de Luis Ángel en punto de las 13:00 horas, así es como fue llevado hasta el panteón de la comunidad. La misa de cuerpo presente se había realizado horas antes a las 07:00 horas.
En todo el trayecto no faltó la música del mariachi y de banda, que era lo que le gustaba escuchar a Luis Ángel. Algunas de las personas del pueblo manifestaron que evalúan el hacer nuevos cierres en caso de que las autoridades no les ofrezcan alguna solución.