• Sicarios le dispararon desde una motocicleta; se presume que el hombre recibió seis impactos de bala.
• Una de las líneas de investigación señala que el homicidio puede estar vinculado a bandas de huachicoleros.

Odilón Larios Nava.- Durante la mañana de este domingo, fue ultimado de seis impactos de bala, Gerardo Alvarado Herrera, quien ocupaba el cargo de jefe de la Jurisdicción Sanitaria de Acatlán de Osorio, y según algunos pobladores pertenece a una familia dedicada al negocio de autotransporte.
Cerca de las diez de la mañana de este domingo, fue cuando se registró el asesinato. Gerardo descendió de su camioneta Ford, color gris, tipo familiar, atrás de las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Acatlán, cuando dos sujetos motorizados pasaron y le dispararon en diversas ocasiones.
Los sicarios escaparon tan pronto como hubieron cumplido su cometido. Las autoridades ministeriales ya realizan las investigaciones de los hechos para tratar de dar con los responsables de este crimen.
Cabe señalar que los balazos que recibió Alvarado Herrera acabaron con su vida casi de forma inmediata, cuando los paramédicos llegaron al lugar nada pudieron hacer para salvarlo.
Hasta el barrio de San Miguel, acudió el personal de la Agencia Estatal de Investigación para realizar las diligencias del levantamiento del cadáver.
Extraoficialmente se dijo que una de las líneas de investigación de este asesinato es la del “huachicol”, aunque no se precisaron los detalles.