•Se hacen pasar por comerciantes; ofrecen celulares a bajo costo, una vez que tienen el dinero les piden un pago mayor por “activarles el servicio” de forma forzosa.
• Después amagan a los clientes y con amenazas los obligan a retirarse sin dinero y sin celular; van múltiples reportes similares.

Odilón Larios Nava.- Pésima impresión se llevaron de Puebla capital tres turistas procedentes del Estado de México, luego de que fueran atracados por ladrones que operan como pseudo comerciantes en el Centro Comercial Jorge Murad Macluf, mejor conocido como La Fayuca. Los delincuentes se hacen pasar por comerciantes de celulares pero sólo para atracar a aquellos que caen en sus redes.
En entrevista con este diario, tres turistas varones comentaron que visitaron la Feria de Puebla y después pasaron a conocer La Fayuca. En ese lugar fueron abordados por presuntos comerciantes, quienes les ofrecieron celulares de gama media-alta, a un precio muy bajo. Les pidieron mil pesos por celular, es por ello que estos turistas aceptaron comprar tres equipos.
Inocentemente pagaron 3 mil pesos, pero los pseudo comerciantes no les entregaron los equipos, le dijeron que era necesario que fueran activados y que por la activación de los tres celulares – que era obligatoria – todavía debían 6 mil 500 pesos.
En ese momento los compradores les dijeron que sólo querían los equipos sin activarlos, pero los pseudo comerciantes se negaron a entregarlos. Fue entonces cuando los agraviados exigieron que les devolvieran el dinero, pero estos delincuentes que se hacen pasar por comerciantes llamaron a otros golpeadores.
Cerca de 30 maleantes de La Fayuca, se reunieron en torno a los compradores, a quienes incluso amenazaron con levantarlos si no se iban. Fue entonces cuando los visitantes a la ciudad vieron el peligro real en el que se encontraban y se retiraron a bordo de una camioneta Honda, con placas del Estado de México.
Los pseudo comerciantes, sabiendo que los afectados podían llamar a la policía y denunciarlos, decidieron cubrirse las espaldas, entonces ellos llamaron primero a la policía e inventaron que los tres turistas iban armados y que los habían amenazado con armas de fuego.
Ante esta denuncia – falsa – los policías reaccionaron y al ubicar la camioneta mencionada en inmediaciones de la 26 Poniente y bulevar Norte, pidieron a los ocupantes que se detuvieran e hicieron una revisión de la unidad, de esa manera confirmaron que no portaban armas.
Hasta ese lugar llegaron los pseudo comerciantes quienes se mostraron agresivos en todo momento. Los agraviados debían volver a su ciudad de origen y por ello y por temor, decidieron no proceder en contra de los sujetos que los atracaron.
“Pasamos a La Fayuca y ellos nos ofrecieron unos teléfonos. Tres teléfonos en mil 500 cada uno, entonces agarramos y estaban baratos. Después por el chip querían 6 mil 500 más, para echarlos andar. Entonces les dijimos mejor regrésanos la feria, ya no me sirve. Entonces este bato agarra y dice: ‘ven pásale, si yo quiero te levanto, de todos modos ni eres de aquí’. Entonces se acercaron como unos treinta cabrones y pues nos venimos. Pero luego nos echaron a la policía: ‘son chingaderas de que uno como ciudadano sea defraudado por una cosa así y todavía te echen a la ley’, tres mil pesos es lo que nos robaron”, acotó uno de los afectados, quien señaló directamente a los sujetos como aquellos que les robaron en La Fayuca.
Por su parte la policía mencionó que ya están investigando a estos delincuentes que se hacen pasar por comerciantes en La Fayuca, pues han recibido muchos reportes similares, desgraciadamente por temor la mayoría de los afectados no denuncian.
Cabe señalar que en otra variante del modus operandi de estos delincuentes, hacen firmar a sus víctimas la supuesta nota de compraventa, pero en realidad es un papel con una leyenda en donde dice que el cliente acepta que se le active el servicio, por lo cual estos maleantes pretenden cobrar una suma muy elevada de dinero.
Si el cliente muestra descontento y señales de que acudirá a las autoridades, los delincuentes llaman primero a la policía para así hacerse pasar por víctimas.
Fuentes policiales pidieron a los ciudadanos no se dejen engañar, y que si pueden eviten acudir a La Fayuca, la cual desde que La Coneja está usurpando la Secretaría General se está volviendo un nido de ratas.