• Fue golpeado, desnudado, amarrado, y posteriormente retenido hasta la llegada de la policía municipal.
  • Vecinos aseguran que junto con otros cómplices intentó robar un auto en cuyo interior había un niño.
  • El reporte oficial indicó que se trató de un asalto a transeúnte, al cual el delincuente le robó un celular.

 

Odilón Larios Nava. – Habitantes de la colonia Riego Norte, en San Jerónimo Caleras, Puebla, capturaron a un delincuente que intentó robar un vehículo en cuyo interior había un niño. Sus cómplices lograron escapar, pero él recibió todo el peso de la ira de los colonos, los cuales están hartos del incremento de los robos en la zona. El reporte oficial señaló que quedó detenido por haber robado un celular a un transeúnte.

Tras ser atrapado, el ladrón se identificó como Erlín Samir “N.”, de 22 años, quien además dijo ser originario de Honduras. El hombre fue vapuleado, “encuerado”, amarrado y retenido así bajo la lluvia hasta que llegó la policía municipal a quien lo entregaron los vecinos.

Algunos de los colonos indicaron a este diario que, al percatarse del intento del robo, salieron y corretearon a los delincuentes. Solo pudieron capturar a uno que no tardó en sentir la ira de las personas que están cansadas del incremento de los robos en aquella colonia.

El hombre fue retirado de su pantalón, camisa y demás prendas, solo lo dejaron en calzones. Todo esto mientras llovía. El agua no es lo único que le llovió a este pillo, también le llovieron puñetazos y patadas, hasta que quedó ensangrentado en el piso clamando clemencia.

Las personas estaban molestas por el intento de robo de vehículo, pero enfurecieron más cuando supieron que había un niño en el interior del auto y que a estos sujetos no les importó, y así pensaban llevárselo.

Luego de que el amante de lo ajeno recibiera una paliza, lo entregaron a la policía municipal. Cabe señalar, que entre los vecinos algunos lo reconocieron como el ladrón que anteriormente los había atracado.

 

EL REPORTE DE LA SSPTM

 

Personal del Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata (CERI), atendió un reporte vía 9-1-1, que alertaba sobre un hecho delictivo en la intersección de las calles El Llanito y 16 de Septiembre, motivo por el que Policías Municipales del Sector Cuatro se aproximaron al punto.

A su arribo, se percataron que un grupo de personas rodeaba a un hombre. Paralelamente, un ciudadano lo señaló como responsable de despojarlo de un teléfono celular mientras caminaba sobre la vía pública. Por lo anterior, los elementos procedieron a la detención del varón; asimismo, se recuperó el equipo de comunicación.

El probable delincuente quedó a disposición del Ministerio Público para las indagatorias correspondientes.