Caída árboles, inundaciones en diferentes zonas de la capital poblana y vehículos varados, reportó la dirección de Protección Civil municipal tras las lluvias de la tarde y noche de ayer, (de las más intensas en los últimos meses); la Comisión Nacional del Agua, alertó fuerte precipitaciones pluviales para lo que resta de este mes.
El titular de Protección en el municipio de Puebla, Gustavo Ariza Salvatori, dio a conocer la caída de árboles en la 18 sur y avenida San Claudio, sin que ocasionaran daños. En colonias del centro y sur de la ciudad, lo mismo que en la parte norte y oriente de la capital se registraron inundaciones ocasionadas por la gran cantidad de agua caída que rebasó los niveles históricos en menos de una hora.
La tromba acompañada de fuertes vientos causó también arrancó lonas en locales y puso en riesgo de caída algunos espectaculares.
Aunque el vaso regulador del Puente Riego elevó sus niveles no constituyó un riesgo de desbordamiento como ocurrió en meses atrás, dijo el funcionario municipal, en un llamado insistente a la población para evitar arrojar basura en barrancas y ríos donde se san desazolvado grandes cantidades de muebles y llantas.
En calles como la 16 de septiembre en 105 y 63 oriente, los niveles de agua alcanzaron más de medio metro y causaron que varios vehículos particulares y del transporte público quedarán varados. Por la fuerza del agua, alcantarillas en varias zonas quedaron sin tapas.
El director local de la Comisión Nacional del Agua, Germán Sierra Sánchez, advirtió que para lo que resta de este mes se registrarán más lluvias fuertes, con granizo y rafas de vientos con mayor impacto para los municipios de las sierras norte y negra del estado.