• Los cadáveres fueron trasladados hasta Ixtacamaxtitlán, donde les prendieron fuego y abandonaron en terrenos desolados.

Odilón Larios Nava.- En el bar Rebeca del municipio de Libres – no se ha precisado si en el interior o el exterior – fueron asesinados tres hombres, un padre y sus dos hijos, estos últimos conocidos como Los Gemelos o Los Guerrero. Se presume que fueron asesinados durante una riña, después sus cuerpos fueron llevados a terrenos de Ixtacamaxtitlán, donde les prendieron fuego y, posteriormente, los cadáveres calcinados fueron localizados por campesinos.
Esta barbarie habría ocurrido, según los reportes extraoficiales, la mañana de este lunes. Pobladores de Libres informaron a este diario, que se había suscitado una balacera dentro del mencionado bar ubicado a la entrada al municipio, por la carretera federal. Y desde muy temprano hablaban de algunas personas de la comunidad que se encontraban desaparecidas.
Las fuentes, quienes solicitaron el anonimato, indicaron que el mencionado bar es un foco rojo, ya que opera toda la noche hasta a amanecer, además de que, ahí, presuntamente se ejerce la prostitución y se comercializan drogas.
Según versiones extraoficiales, la madrugada de este lunes, alrededor de las 05:00 horas, se habría suscitado un enfrentamiento entre al menos un hombre, con los dos hermanos conocidos como Los Gemelos, o Los Guerreros, y el padre de éstos, un conocido microempresario de la región. El par de hermanos, según las versiones consultadas se dedicaban a comercializar droga, del padre afirman que “estaba limpio” solo había ido a convivir con sus hijos al bar.
El sujeto con el que se enfrentaron iba armado y disparó contra los hermanos y su padre. Así es como habría acabado con sus vidas. Estas versiones no precisan si la privación de la vida, de los tres masculinos, ocurrió dentro del bar Rebeca o en el exterior, aunque fuentes consultadas no descartan que el triple homicidio haya ocurrido dentro del lugar.
Es por ello que el bar Rebeca está asegurado por las autoridades ministeriales, mientras se realizan las indagatorias y hasta que se tomen las pruebas periciales.
Aún más confuso es lo que ocurrió después de que los dos hermanos y su padre fueron asesinados. Se desconoce cómo es que los tres cadáveres fueron retirados del lugar y trasladados hasta Ixtacamaxtitlán, en el distrito judicial de Chignahuapan. Ahí, en un paraje desolado, los cuerpos fueron abandonados pero antes les prendieron fuego, por el grado de calcinación que presentan se presume que fueron rociados con algún tipo de combustible.
En ese lugar los cadáveres fueron localizados por campesinos, quienes avisaron a las autoridades ministeriales, y éstas realizaron el levantamiento de los cuerpos por la tarde-noche del lunes.
Los cuerpos, oficialmente se encuentran en calidad de desconocidos, pero por algunos restos de ropas y otras pertenencias, las autoridades tienen fundadas razones para creer que se trata de las personas asesinadas en Libres.
Aunque algunas fuentes consultadas señalan que Los Gemelos andaban en malos pasos, señalaron que la línea de investigación que se sigue, es que el homicidio pudo deberse a problemas que surgieron al calor de las copas entre los particulares.