• Además hubo cerca de 14 lesionados, la mayoría de ellos con lesiones que no ponen en riesgo sus vidas.
• El autobús procedía de Tapachula, Chiapas y se dirigía a la Ciudad de México; se presume que el conductor se durmió.

Odilón Larios Nava.- El conductor de un autobús de pasajeros procedente de Tapachula, Chiapas y que tenía por destino la Ciudad de México, perdió el control de la unidad en el kilómetro 174+300 de la autopista Puebla-Córdoba. Se presume que el chofer se quedó dormido y se impactó de costado contra un tráiler que estaba estacionado.
Este percance ocurrió alrededor de las 06:30 horas del domingo. El percance fue entre un autobús Fipsa, con número económico 521, de la marca Volvo, con placas de circulación 089JV8, el cual se impactó contra un tráiler con tractocamión color verde, de la marca International, con placas de circulación 160EX5, el cual llevaba acoplada una caja seca de la marca Lufkin, con placas 723UM4, la cual transportaba tarimas de madera.
Según los primeros peritajes el responsable del percance habría sido el conductor del autobús de pasajeros, el cual se presume se quedó dormido y perdió el control del vehículo y se impactó de costado contra el tráiler. El autobús resultó con el frente y parte de su costado derecho deshecho. Desgraciadamente tres de sus pasajeros pagaron con su vida, al menos 14 de ellos resultaron lesionados y requirieron de ser trasladados a hospitales de la región.
Para atender el aparatoso percance acudieron paramédicos de las siguientes corporaciones: Caminos y Puentes Federales (Capufe) y de Cruz Roja Tepeaca, Tecamachalco y SUMA de Huixcolotla, se encargaron de atender a los ocupantes del autobús, que fueron los que se llevaron la peor parte. Se desconoce el paradero del conductor del autobús y presunto responsable.
Los paramédicos revisaron a los pasajeros, viajaban al menos 30 personas en la unidad, al menos 14 de ellos requirieron de ser llevados a un nosocomio para recibir atención médica. Otros dos ya no presentaban signos vitales, de ellos se encargó la Policía Federal, cuyos elementos llevaron a cabo los levantamientos de cadáveres y realizaron los peritajes del caso. Después dieron parte al Ministerio Público para que realizara las diligencias del levantamiento del cuerpo.
Entre los muertos se encuentra una pareja de la tercera edad, quienes viajaban en los asientos del frente, es decir en los que están marcados con los números 3 y 4. Esta pareja, según sus credenciales respondía el nombre de José Jiménez Toledo y Alicia Piñón Casanova. El señor murió en la autopista y la mujer en el hospital a donde fue trasladada por los paramédicos.
Se desconoce la identidad de la tercera persona fallecida, sólo se sabe que es del sexo femenino. Los tres cadáveres fueron llevados al anfiteatro de Tepeaca, para que allí se les realizaran las necropsias del caso y posteriormente fueron entregados a sus deudos para ser llevados a sus lugares de origen.