• Portaban batas con logotipo del INE; llegaron en una camioneta la imagen del mismo instituto.

Odilón Larios Nava.- Ladrones, disfrazados con batas con el logotipo del Instituto Nacional Electoral (INE), robaron en un domicilio de Chachapa, en el municipio de Amozoc. Llegaron a bordo de una camioneta con el mismo distintivo, tocaron a la puerta de una casa, sometieron a la mujer que les abrió, la golpearon, amarraron y amordazaron. Lograron llevarse un botín consistente en 200 mil pesos en efectivo y 25 mil en joyas, así como aparatos electrónicos.
Cerca de las dos de la tarde de este martes, fue cuando se reportó al 066 que en el domicilio marcado con el número 27 de la calle Álvaro Obregón, se había registrado un robo a casa habitación.
De inmediato, los policías auxiliares de Chachapa acudieron al lugar. Allí auxiliaron a una mujer, a quien habían amarrado y amordazado durante el robo.
El esposo de la agraviada, refirió a los policías auxiliares, que varios sujetos vestidos con una bata del Instituto Nacional Electoral (INE) habían tocado a su puerta, una vez que la mujer abrió, la sometieron y golpearon, después la ataron.
La obligaron a decir dónde tenía resguardado el dinero. Se dirigieron hasta un cajón y extrajeron los 200 mil pesos en efectivo, después tomaron algunas alhajas valuadas en 25 mil pesos y dos pantallas de plasma.
Posteriormente, los ladrones escaparon a bordo de una camioneta color negro, tipo pick up, con logotipos del INE. Los reportes de los testigos indicaron que tomaron rumbo a la carretera federal Puebla-Tehuacán.
De estos hechos tomó conocimiento el Agente del Ministerio Público de Tepeaca, quien inició las investigaciones de rigor. Cabe señalar que en los últimos meses varios domicilios de Chachapa han sido afectados de forma similar. La única diferencia es que en esta ocasión se hicieron pasar por empleados del INE.
Es oportuno recordar que hace unos meses se cometió un violento robo en el que fueron robados 600 mil pesos en un domicilio, en donde los ladrones no dudaron en disparar contra un niño de 12 años de edad a quien privaron de la vida.