• Asaltaron una tienda en donde golpearon a una ancianita, después dispararon contra las personas que los perseguían.
• Fueron capturados, golpeados y después les prendieron fuego, así es como los tres delincuentes perdieron sus vidas.

Odilón Larios Nava. – Terrible fin tuvieron tres delincuentes en la comunidad de Miravalles, en el municipio de Oriental, fueron capturados después de que cometieran un violento robo a comercio, después fueron golpeados y finalmente les prendieron fuego. Los cuerpos calcinados fueron desnudados por las llamas que consumieron sus ropas.
Fue el pasado miércoles alrededor de las 13:30 horas, cuando los tres rateros robaron una tienda del pueblo en donde golpearon a una ancianita. Los vecinos que se percataron de lo anterior dieron la alerta y persiguieron a los delincuentes. Los maleantes no dudaron en disparar contra la multitud, lo que enardeció más a los pobladores, quienes al capturarlos comenzaron a golpearlos para hacer justicia por propia mano.
Una vez estando en las manos de la turba, los delincuentes fueron llevados al centro de Miravalles, los llevaron amarrados de las manos, durante el trayecto no dejaron de golpearlos. Ocho policías municipales de Oriental que estaban de turno llegaron para atender la emergencia, pero fueron echados a pedradas por los pobladores.
Los tres delincuentes que momentos antes habían sido en exceso violentos con la ancianita y muy valientes al tener armas de fuego y accionarlas contra los pobladores, pasaron a ser las presas y mostrarse indefensos, pero ya habían provocado la ira de los lugareños.
Los cuerpos quedaron en la banqueta, formando un montículo mortuorio. Uno de ellos está boca abajo, descalzo, calcinado, lo único que quedó de sus ropas fue un pedazo de bermuda color azul rey en su pierna y glúteo derecho, las manos las tenía sueltas una a cada costado.
A escasos 50 centímetros también boca abajo, estaba otro hombre, igualmente estaba calcinado, las manos aún las tenía atadas en la espalda, de sus ropas solo quedó un pedazo de pantalón de mezclilla color negro a la altura de la pantorrilla derecha, este portaba tenis de la marca Adidas color negro.
El tercer cuerpo estaba boca arriba con las piernas a la altura de los hombros de los otros dos cadáveres. Las piernas de este tercero estaban flexionadas, este hombre también estaba calcinado, descalzo, con las manos amarradas a la espalda, de sus ropas sólo quedó una parte de su playera.
La escena anterior fue la que encontraron las autoridades estatales de la Policía Estatal y Ministerial cuando ingresaron alrededor de las 17:00 horas, que fue cuando se efectuaron las diligencias del levantamiento de los cadáveres.
Los tres hombres son de entre 25 a 30 años, según los primeros reportes, todos quedaron en calidad de desconocidos. Se espera que sean identificados para entregar sus restos a sus familiares, también para conocer qué tipo de antecedentes tenían.
Las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) iniciaron las investigaciones, no se descarta que por este homicidio tumultuario pueda haber pobladores a los que se les finquen responsabilidades por los asesinatos.

EL REPORTE OFICIAL DE LA SSP

Después de los lamentables hechos registrados en la comunidad de Miravalles del municipio de Oriental, donde tres personas perdieron la vida en manos de los pobladores, la SSP mantiene presencia para restablecer el orden.
Derivado de una solicitud de apoyo, vía telefónica, por parte del director de Seguridad Pública del municipio de Oriental, siendo las 17:30 horas del miércoles 23 de mayo, se reportó que aproximadamente 100 habitantes de la comunidad de Miravalles, tenían retenidos a tres sujetos señalados del delito de robo en agravio de una persona de la tercera edad, quienes al intentar darse a la fuga accionaron armas de fuego en contra de la población, por lo que amenazaban con lincharlos.
De manera inmediata efectivos estatales se trasladaron al lugar de los hechos, entrevistándose con las autoridades del municipio, quienes señalaron que los habitantes se encontraban en actitud muy agresiva, impidiéndoles el ingreso a la población y amenazando con agredirlos sino se retiraban y que al parecer ya habían ultimado a los retenidos.
Por lo anterior, se estableció el protocolo de actuación para estas situaciones; cabe señalar que en el momento en que lograron ingresar a la localidad, los pobladores se dispersaron, abandonando los cuerpos de los tres sujetos que se encontraban atados de manos, los cuales ya no presentaban signos vitales, por lo que se dio parte a la Fiscalía General del Estado para las diligencias correspondientes.