• Edwin originario de Honduras, cayó del tren en la estación de Rinconada y éste le cercenó los dos pies a la altura de la tibia y peroné.

Odilón Larios Nava.- En su búsqueda del sueño americano, un adolescente de origen hondureño, perdió los dos pies, le fueron cercenados a la altura de la tibia por el tren conocido como La Bestia, en la estación de Rinconada, en el municipio de Mazapiltepec. El joven atravesaba México desde la frontera sur con intención de llegar a Estados Unidos, con la esperanza de conseguir mejores condiciones de vida que en su país de origen.
Este trágico accidente ocurrió alrededor de las cuatro de la tarde de este jueves. El joven indocumentado dijo llamarse Edwin Ramos Santana, quien apenas cuenta con 17 años de edad, y quien dijo ser originario de Honduras.
Hace algunos días el joven Edwin abandonó Honduras, sin documentos ingresó a México, para atravesar el territorio nacional. Su objetivo era llegar a la frontera norte y así cruzar a Estado de Unidos, donde pretendía laborar y encontrar las oportunidades de vida, las cuales que no tuvo en su país de origen.
Nunca imaginó que en su intento por alcanzar mejores opciones de vida perdería sus dos pies, desde la tibia. Cuando cayó del tren en movimiento éste le amputó los dos apéndices inferiores.
Patrulleros de Mazapiltepec acudieron a la altura del tren de Rinconada y luego de que paramédicos atendieran al hombre y le vendaran los muñones que le quedaron en los pies, los policías lo trasladaron, por la emergencia, a bordo de la patrulla a la clínica del IMSS de El Seco.