Dulce Gómez

El director de Protección Civil Municipal, Gustavo Ariza Salvatori, informó que los trabajos preventivos que se llevaron a cabo en coordinación con Agua de Puebla para Todos en la capital, evitó mayores inundaciones, tras la torrencial lluvia que cayó la tarde de ayer.
En entrevista, el funcionario señaló que únicamente se registraron encharcamientos en distintos puntos de la ciudad, empero sin daños a terceros, e inluso tampoco reportó la caída de árboles o de estructuruas.
En este contexto, el director enlistó las vialidades en las que el agua subió, entre ellas la Diagonal Defensores de la República, 46 Poniente, Calzada Zavalera, Bulevar Atlixco el Distribuidor Vial de la 31 Oriente-Poniente.
No obstante, Ariza Salvatori afirmó que desde hace algunas horas se ejecutaron trabajos de limpieza que permitieron que al agua fluyera, en comparación con otras precipitaciones pluviales.
En el caso de los vasos reguladores, ríos y barrancas, acotó que se mantienen fuera de peligro para la población, entre un 50 y 60 por ciento de su nivel.
La tormenta comenzó al filo de las 17 horas en varios puntos del municipio y de acuerdo con las redes sociales, una de las zonas más afectadas fue la Colonia La María al Norte de la ciudad, donde el tránsito se detuvo por completo a la altura de San Jerónimo Caleras debido a la inundación generada por la tormenta.
El centro de la ciudad también se vio severamente afectado desde la colonia Santiago, donde calles como la 9, 11 y 13 Poniente sufrieron severas inundaciones porque las cañerías no se dieron abasto al cauce del agua.
Avenida Reforma también se convirtió en un río desde la altura de la Diagonal Defensores con sentido al zócalo. A la altura de la 17 Norte/Sur el agua se metió a los negocios debido a que el nivel aumentó hasta 30 centímetros con corriente.