Dulce Gómez

Integrantes de la Organización Doroteo Arango pidieron una tregua al Ayuntamiento de Puebla para detener los operativos que se realizan en las calles del Centro Histórico a fin de decomisar productos de dudosa procedencia.
Al respecto, el líder de esta agrupación, Antonio Ordaz Alatriste, dijo que está dispuesto a llegar a un acuerdo con el Gobierno Municipal, incluso la reubicación de sus puestos a ambulantes a otras zonas de la capital.
En este contexto, denunció que los comerciantes adheridos a esta misma organización han sido objeto de una persecución por parte de la Secretaría de Gobernación.
A la par, indicó que hasta el momento la dependencia antes referida –a cargo de Juan Carlos Morales Páez- no les ha hecho llegar propuestas para su reubicación a otros espacios, entre ellos los mercados municipales.
Pese a ello, solicitó un encuentro con el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, para, de este modo llegar a un acuerdo.
“Estamos viendo que han incrementado los operativos, pero ahora hasta con mucha violencia. No estamos ajenos a negociar, pero no puede haber retiros o decomisos hasta que no haya una mesa de diálogo y nos presenten alternativas para retirarnos”, dijo.