*El estratega buscará que el Puebla mejore en su forma de jugar

Un equipo ordenado, técnico, que haga goles y con estilo de juego definido, es lo que Enrique “Ojitos” Meza prometió en su presentación con los medios de comunicación.
“En todos lados siempre he tratado de imponer un estilo de juego, aquí voy a tratar de intentar hacer lo mismo, porque los jugadores son buenos, mis equipos casi siempre son técnicos, intento que mi equipo juegue bien, no que juegue bonito, porque en muchas de las ocasiones los equipos intentan jugar bonito, hacer un túnel, un sombrerito, eso no trae nada bueno, a veces trae contragolpes y se vuelven fulminantes cuando dejamos de hacer lo fácil en el juego”, comentó.
En ese sentido precisó que, los jugadores tienen que confiar y les pide que hagan muy bien lo fácil, que no intenten cosas difíciles por el momento, porque eso lo van a lograr con el tiempo a base de repeticiones y también a base de esa confianza que va dando el resultado y el accionar bien.
“El orden tiene que ser un factor fundamental, dicen que un ambiente de disciplina se aprende más y mejor, y los jóvenes jugadores ponen lo mejor de ellos, pero a veces hay un poquito de desorden, y el desorden en el futbol casi siempre trae goleadas consigo, entonces es un poco mantener el orden, ocuparse cada quien de su trabajo y continuar apoyándose en el campo de juego”.
Enrique Meza está convencido de que el equipo mejorará, ya que a su parecer el equipo jugaba moderadamente bien, le faltan cosas, por lo que implementará una manera de juego que les pueda permitir limpiar el campo y conseguir goles, algo fundamental y de lo que han carecido en el torneo.
“La afición puede esperar que el equipo juegue bien, que mejore lo que ha hecho, no solamente en los puntos, si no en su forma de jugar, yo decía que el equipo jugaba moderadamente bien, pero aspiro a que juegue mejor”.
Por último, dejó en claro que las cosas malas que han pasado quedarán atrás, concientizando a los jugadores de que se tienen que entregar al cien por ciento, pero sobre todo disfrutando del juego, que se diviertan con libertad, no con libertinaje, por lo que no le temblará la mano para separar del plantel a todo aquel que no esté comprometido con los objetivos planteados.
“Buscaré que el equipo crea en una forma de juego, es necesario que se confíe y que se crea, los jugadores le tienen a uno que creer en lo que uno propone, a veces también lo tiene que querer y también a uno le tienen que temer, que ellos sepan que vengo dispuesto a todo. Tengo una experiencia enorme que puedo poner también a disposición del club, separando a la gente que no se comporte a la altura”.