Por Patricia Moreno Sánchez
Tras la fuga del Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como El Chapo Guzmán del penal de alta seguridad del penal de Almoloya, Monseñor Víctor Sánchez Espinosa Arzobispo de Puebla, pidió que se refuerce la seguridad en todos los penales. Agregó que se debe reforzar la seguridad en todos los sectores para garantizar la seguridad de todos los mexicanos.
Monseñor Sánchez Espinosa, se dijo sorprendido por esta noticia y pidió que tras este acontecimiento, se debe pedir que no haya problemas, que haya paz y tranquilidad. Agregó que se esperara más información por parte de las autoridades correspondientes sobre la fuga del quien se le señala como el líder del Cartel de Sinaloa.
“Yo también estoy sorprendido, me levanté como ustedes con esa noticia, vamos a esperar a ver que noticias habrá. Debemos pedir que haya paz, tranquilidad que no haya problemas” pidió Monseñor.
Lo anterior, en una breve entrevista, tras la celebrar la misa dominical en Catedral Angelopolitana.
De acuerdo a la información de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) confirmó que por segunda ocasión, narcotraficante, logró evadirse del penal de alta seguridad.
Joaquín Guzmán Loera, el Chapo Guzmán, permaneció preso, menos de 16 meses, tras su captura el pasado 22 de febrero de 2014, tras su primera fuga de un penal de alta seguridad.