Los propios transportistas, que se quejan de taxis piratas, son quienes generan ese problema, sentenció gobernador Miguel Barbosa, al destacar que este lunes se iniciaron operativos contra las unidades ilegales por medio de la Secretaría de Movilidad y Transporte.

En rueda de prensa, el mandatario señaló que un ciudadano común no puede ponerse a trabajar como taxista sin tener la autorización correspondiente.

“Son ellos (los transportistas) esos que se quejan y denuncian el pirataje, los mismos que lo propician en diferentes zonas”, abundó.
Cuestionado sobre la falta de pago por subsidio a las tarifas de estudiantes en el transporte público, Barbosa Huerta aseguró que el gobierno del estado cuenta con los recursos y está listo para entregar los recursos a los concesionarios.

Empero explicó que el supuesto rezago obedece a que los dueños de las unidades no han cumplimiento con la presentación de la documentación correspondiente para poder realizar la transferencia de recursos toda vez que la administración estatal no paga en efectivo.

Resaltó que los transportistas tendrán que cumplir compromisos adquiridos con las autoridades estatales para que se pudiera aprobar el aumento al pasaje entre ello la instalación de equipos de seguridad.