A la par de un gobierno abierto, la consolidación del Sistema de Acreditación y Evaluación de la Educación Superior en México debe tener el objetivo de implementar tales procesos a nivel Internacional, con el compromiso de formar jóvenes con altos parámetros educativos y sobre principios de transparencia y rendición de cuentas, afirmó el Rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, durante su participación en la Cuarta Conferencia Internacional de Educación Superior, en la American University of Beirut, con sede en Beirut, Líbano.
En ese foro donde se dieron cita representantes de gobierno, instituciones de educación superior, expertos y agencias de aseguramiento de la calidad, aseveró además que la pertinencia y resultados del Sistema de Educación Superior en México permiten mejorar el uso de los recursos y fortalecer la política socioeconómica, en aras de elevar la productividad, competitividad y justicia social.
Al impartir la conferencia “Experiencias en el fortalecimiento de los sistemas de intercambio de información y garantía de calidad en México”, precisó que la gobernabilidad implica que además del gobierno, la sociedad civil debe participar en la toma de decisiones. Mientras que las instituciones de educación superior (IES) se convierten en el puente de trasmisión de los procesos de transparencia, rendición de cuentas y fiscalización.
“La base de la gobernanza es, sin duda, la trasparencia. La sociedad debe coadyuvar en el correcto ejercicio de los recursos y participar en la toma de decisiones. En la medida en que los ciudadanos participen de manera activa en los diferentes procesos y generen propuestas de políticas públicas, habrá un mejor desarrollo social que fortalecerá la vida democrática”, señaló.
La intervención del maestro Alfonso Esparza Ortiz ocurrió en la mesa de trabajo “Compartiendo información y mejorando la gobernanza: lecciones aprendidas más allá de la región MENA” (Medio Oriente y Norte de África, por sus siglas en inglés), en la que además participaron el coordinador de Educación Terciaria y titular de la Red de Desarrollo Humano del Banco Mundial, Francisco Marmolejo, y el director del Instituto de Educación de la National Research University Higher School of Economics de Rusia, en Moscú, Alexander Sidorkin.
Allí, el Rector de la BUAP puntualizó que la mejora de la calidad de las IES es un objetivo prioritario dado su creciente papel para contribuir en el desarrollo social, económico y cultural de una sociedad equitativa y próspera.
Algunos criterios de calidad aplicados en la mayoría de los procesos de evaluación a los que las agencias de calidad o acreditación, creadas o reconocidas por los gobiernos, someten a las IES, se encuentran la obligatoriedad de disponer de sistemas públicos de información que permitan la comparabilidad entre instituciones y que estén alineados con políticas y objetivos estratégicos.
“La globalización de la economía y la internacionalización de la educación superior, conllevan un aspecto fundamental relativo a la influencia del desarrollo de nuevas tecnologías de comunicación e información. Vivimos en un mundo interrelacionado e interdependiente, con todos sus aspectos positivos y negativos, pendientes y relaciones no predecibles entre incidencia y consecuencia. Así́ se facilita el contacto y la interacción entre regiones y países, agencias y redes académicas, IES e individuos”, señaló.
Abundó que la transparencia y el derecho al acceso a la información permiten a la sociedad involucrarse en el conocimiento de los procesos en los que existen recursos públicos. “Lo importante es hacer una conjetura empírica del desempeño y poder generar una supervisión y control del accionar de los diferentes actores”.
En ese sentido, dijo, la información compartida de manera oportuna y confiable es indispensable para la transparencia y rendición de cuentas. A su vez, la consolidación de las bases de información comparadas es un paso para la garantía del Sistema de Acreditación y Evaluación de la Educación Superior en México.
Finalmente, consideró que “transparentar los diferentes procesos que se realizan en los órganos de gobierno, permiten conocer la forma como se aplican los recursos financieros; y si existe una clara participación ciudadana, generan confianza e indicadores positivos que impactan en la sociedad y en el reconocimiento del país por parte de organismos internacionales”.
Por invitación del Banco Mundial, el Rector Alfonso Esparza Ortiz participó en la Cuarta Conferencia Internacional de Educación Superior, en la American University of Beirut, con sede en Beirut, Líbano, organizada por ese organismo internacional y el Centro para la Integración Mediterránea, en colaboración con la UNESCO, ISESCO, las asociaciones Internacional de Universidades y de Universidades Árabes y el Consejo Británico. Así también, participaron el Ministerio Libanés de Educación y Educación Superior y la Asociación de Universidades de Líbano.
Compartir para mejorar
En la opinión de Francisco Marmolejo, coordinador de Educación Terciaria y titular de la Red de Desarrollo Humano del Banco Mundial, la participación de la BUAP en la Cuarta Conferencia Internacional de Educación Superior es de gran importancia debido a la experiencia que ha tenido en la certificación de procesos, su participación activa en la creación y consolidación de organismos como la Asociación Mexicana de Órganos de Control y Vigilancia en Instituciones de Educación Superior, y en la institucionalización de prácticas estandarizadas como el proceso de admisión, rubros dignos de ser compartidos en aquella región, con la cual América Latina tiene poca relación.
Tras destacar que dicho foro se ha convertido en el más importante entre las instituciones de educación superior de la región de Medio Oriente y norte de África, Marmolejo se pronunció por lograr consensos respecto a los instrumentos utilizados para compartir la información y encontrar mejores vías.
Consideró, también, la importancia de compartir la experiencia de México, donde las instituciones de forma gradual se fueron abriendo a los ojos de la sociedad, proceso que aún presenta resistencias en aquella parte del mundo.
Por su parte, el Rector Alfonso Esparza Ortiz comentó que dicho foro fue una importante oportunidad para intercambiar opiniones y estrategias entre universidades del mundo, así como establecer relaciones con instituciones de la región, entre éstas la Universidad del Rey Abdullah en Arabia Saudita, especializada en ciencia y tecnología, las universidades de Alicante, España, y de Bolonia, Italia, así como con la Asociación Internacional de Universidades.
“Fue una visita de provecho por compartir nuestra experiencia y escuchar las de otras universidades. Una experiencia importante en la que hubo acercamiento con algunas instituciones de esta región del mundo, donde tienen muy clara la parte de los emprendedores, la innovación, la transferencia, pero también del papel relevante de los valores, la cooperación, el reconocimiento del ser humano. Tuvimos acercamiento con varios líderes de opinión de universidades de África del Norte y de Europa, por lo que podemos concluir que fue una misión exitosa y que regresamos a México con un importante compendio de posibles acuerdos que incrementen la movilidad académica para nuestros investigadores y estudiantes”, concl