• Gobiernos más autoritarios, gobiernos cerrados, suelen ser menos transparentes, afirmó.

Al resaltar que “la transparencia permite que las sociedades estén más informadas y tengan mejores elementos para decidir en democracia”, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que “transparencia y democracia van de la mano, forman un binomio indisoluble, se complementan y fortalecen entre sí”.
En la inauguración de la Semana Nacional de Transparencia 2015, realizada en la antigua sede del Senado de la República, el Primer Mandatario señaló que “está en el Estado mexicano y en quienes lo representamos, el que logremos el objetivo de construir sobre este binomio, democracia y transparencia, y que ello permita seguir fortaleciendo la confianza y la credibilidad en las instituciones del Estado, y no sea, por el contrario en detrimento de las mismas”.
Ante los Presidentes de las Mesas Directivas de las Cámaras de Senadores y de Diputados, Roberto Gil Zuarth y Jesús Zambrano Grijalva, respectivamente, el Presidente de la República refirió que “en los últimos años, junto con el crecimiento, fortalecimiento y consolidación de nuestra democracia, desde la política se fue haciendo camino para lograr que México fuera más abierto y transparente”.
Apuntó que la ley, sin duda, “es el instrumento que hará posible que nuestra sociedad, y particularmente quienes estamos en la tarea pública, hagamos público mayormente nuestro actuar y nuestro quehacer”.
Recordó también que el pasado 4 de mayo se promulgó la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, “que obliga a ser transparentes a más personas, a autoridades e instituciones. A mes y medio de ser promulgada, se dio otro paso significativo: también se creó el Consejo del Sistema Nacional de Transparencia”.
“Lo que sigue ahora es culminar la implementación de la Reforma Constitucional en Materia de Transparencia. Es fundamental armonizar las leyes locales con la Ley General, poner en marcha la plataforma nacional de transparencia y homologar los procedimientos de acceso a la información pública a nivel nacional”, indicó.
Agregó que también hay que acelerar el paso para concretar la legislación vinculada a la Ley General. “Y me refiero a la nueva Ley Federal de Transparencia, a la Ley General de Archivos, y a la Ley General de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados”, precisó.
Subrayó la amplia y plena coincidencia entre quienes “estamos representando a los Poderes del Estado mexicano, a la sociedad civil, al órgano autónomo encargado de la transparencia en nuestro país, por abonar y lograr el objetivo de tener un Sistema Nacional de cara a la rendición de cuentas, de transparencia, de apertura, y que ello sea un motor fundamental para seguir consolidando nuestro régimen democrático”.
Destacó la importancia de evitar caer “en la tentación de suponer que el ser transparentes va en oposición a la democracia”.
Puntualizó que “Gobiernos más autoritarios, gobiernos cerrados, suelen ser menos transparentes. Hay ausencia de transparencia y de apertura, y de clara rendición de cuentas, y eso es lo que no podemos permitirnos como sociedad”.