Odilón Larios Nava.-

La mañana de este jueves, frente a la empresa BASF ubicada en el Antiguo Camino a Tlaxcala, un tráiler a exceso de velocidad protagonizó un aparatoso accidente, luego de que embistiera la parte trasera de un Pointer color blanco, el cual salió proyectado y terminó derribando la parte de la barda frontal de dicha empresa.
El presunto responsable fue el conductor de un tráiler marca Freightliner, color azul de la empresa TUM, con número económico 9790, el cual arrastraba una caja seca, quien a las 9:00 horas de este jueves provocó un terrible percance a exceso de velocidad.
Presumiblemente cuando el conductor de un Volkswagen, Pointer, color blanco, con placas de circulación XVR-38-83 del estado de Tlaxcala, circulaba con sentido a la pista a Covadonga, justo a la altura de la entrada a la empresa, éste fue impactado por el tráiler referido en su parte trasera.
Tras el impacto, el Pointer salió proyectado cerca de 30 metros, la mitad trasera de esta unidad quedó destrozada. El vehículo se detuvo sólo al chocar contra el muro exterior que circunda a la empresa BASF, abriendo un hoyo en el mismo.
De acuerdo con los primeros peritajes, el chofer del pesado vehículo intentó frenar pero como iba a exceso de velocidad, provocó que eso fuera imposible, e incluso las huellas del neumático quedaron marcadas sobre la carpeta asfáltica.
Tras las lesiones el conductor del compacto, quien se identificó como Alejandro Herrera Rodríguez, de 27 años de edad, tuvo que ser atendido por paramédicos de Cruz Roja y trasladado al Hospital La Paz, para que recibiera atención especializada.
Por su parte, el chofer del camión de carga, identificado como José Luis Hernández Hernández, de 41 años de edad, quedó detenido por Peritos de la Dirección de Tránsito, de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), quienes lo trasladaron a las instalaciones del sector, junto con los vehículos involucrados, para después remitirlos ante el Agente del Ministerio Público.
Cabe señalar que cuando ocurrió el percance, el propietario del Pointer iba a su casa a dejar algunas cosas y luego regresaría para ir a trabajar al Centro Mexicano Libanés, en donde según sus familiares labora.