• En Xaltepec perecieron ocho niños de una familia, sus madres fueron testigos de cómo el alud de tierra segaba esas vidas.
• Hay cientos de personas damnificadas y otras tantas viviendo en zonas de riesgo.

Odilón Larios Nava.-

Veintinueve muertos era el saldo mortal de las intensas precipitaciones pluviales ocurridas en la Sierra Norte de Puebla, hasta el cierre de edición de este diario. Además de las personas acaecidas hay cientos de damnificados por la tormenta tropical Earl. El municipio más afectado por este meteoro fue Hueuchinango, donde las personas vieron como el alud de lodo y agua arrastraba a sus familiares y amigos.
Los cerros se desgajaron en diversos puntos del municipio de Huauchinango, y el alud de lodo, árboles, piedras y agua, arrastró las casas que encontró a su paso, con todo y familiares. Aunque la peor parte ocurrió en este municipio hubo otros dos que también fueron son parte de la declaratoria de emergencia, se trata de Xicotepec y Tlaola, así lo dieron a conocer Ricardo de la Cruz Musalem, Director General de Protección Civil del gobierno federal, así como su homólogo en el estado de Puebla, Jesús Morales.
La región más afectada del estado ha sido la Sierra Norte. En el municipio de Huauchinango se presentó la mayor precipitación de agua de la que se tenga registro: 265.5mm acumulados durante 24 horas que significa casi la totalidad de precipitaciones en todo un mes, de acuerdo con reportes de CONAGUA, así lo indicó el comunicado oficial de gobierno del estado.
EL PARTE OFICIAL DE LOS DECESOS
En la cabecera municipal de Huauchinango se registraron deslaves sobre viviendas en las colonias la Joya; Guadalupe; Aurora; y la Cumbre. Lo que provocó el fallecimiento de 13 personas, 7 menores y 6 adultos. También se reporta 1 adulto fallecido sobre la carretera.
En Xaltepec, Junta Auxiliar del municipio de Huauchinango se desgajó un cerro sobre la comunidad, causando la muerte de 11 personas, 8 menores y 3 adultos.
En Tlaola se reportan 3 fallecimientos por deslaves sobre las viviendas.
El total de víctimas fatales hasta el momento es de 28 personas.
OCHO NIÑOS DE UNA FAMILIA MURIERON
En un domicilio de la Xaltepec, junta auxiliar de Huauchinango, ocho niños murieron, así como una mujer adulta, según lo indicó una de las supervivientes de nombre Emilia Reyes Cruz, quien perdió a dos de sus hijos en esta tragedia.
Emilia salió de su casa, donde usualmente había leves derrumbes de tierra, al ver que la lluvia del sábado era demasiado, no quiso arriesgarse a quedarse en el lugar y decidió ir a resguardarse a casa de su suegra, en la calle Lázaro Cárdenas, en Xaltepec.
Pero la muerte los alcanzó hasta ese lugar. Mientras estaban en la casa de su suegra, con cuñadas y concuñas, así como varios niños, escucharon un ruido muy fuerte y en seguida se fue la energía eléctrica. Después sintieron como toda la fuerza de la barrancada caía sobre la vivienda y la derribaba, arrastrando a todos los que estaban dentro.
En entrevista, esta mujer, con lágrimas en sus ojos, nos comentó: “Nunca había pasado, hasta apenas en la noche. Escuchamos que vino un ruido, se fue la luz, y se cayó la loza encima de nosotros. Se cayó, y venían muchos camiones y casas, los empujó contra la casa donde estábamos, y se cayó encima de nosotros, en mi niña y mis dos niños, uno de seis años y uno de dos años, ellos fallecieron… se fueron. Se cayeron en el lodo, como se cayó todo. Andábamos como remolino”.
En ese domicilio perdieron la vida ocho niños, entre ellos Evelín, Miriam, Esmirna, Daniel y Elías, de los otros la mujer entrevistada, no recordó los nombres. Ahí también murió su concuña, la mamá de Evelín, ésta última apenas iba a cumplir siete meses de nacida.
Emilia Reyes Cruz y su hija de seis años, la única que le sobrevive después de la tragedia, así como sus cuñadas y otros miembros de su familia se encuentran en el albergue instalado en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Huauchinango, uno de los tres habilitados en ese municipio, los otros dos son el DIF municipal y el recinto ferial.
NO HABÍA PASADO NADA CÓMO ESTO
Pobladores de diversas colonias de Huauchinango, relataron su sorpresa sobre este fenómeno, indicaron que sólo recuerdan lo acontecido en el año 1999, cuando también hubo derrumbes en los cerros, pero afirman que no fue de la magnitud de los hechos actuales.
Vecinos de las colonias La Cumbre, La Joya, Guadalupe, La Aurora, Chapultepec, entre otras, afirmaron haber escuchado cómo un temblor y después percatarse como desaparecían las casas de sus vecinos, a algunos los pudieron rescatar, pero de los otros no saben nada hasta el cierre de esta edición.
Al ver la tragedia, personas que en anteriores ocasiones se resistían a salir de sus casas, ahora están tomando la opción de acudir a los albergues, manifestaron requerir de apoyos federales para ser reubicados en lugares en donde sus vidas no corran riesgo.
RESCATAN A TAXISTA QUE QUEDÓ SEPULTADO POR ALUD DE LODO
Un taxista prácticamente volvió a nacer cuando alrededor de las diez de la noche del sábado al ir circulando en su vehículo por la calle Camino a Cuacuila, fue arrastrado por un alud de lodo y lo lanzó a un barranco. El hombre quedó completamente sepultado, excepto su nariz y boca, los vecinos comenzaron las laboras para salvarlo, pero llamaron a personal de vialidad del municipio de Huauchinango y con ese apoyo pudieron rescatar al trabajador del volante. Mientras hacían las labores de rescate una parte del cerro se desgajó, y aunque sintieron miedo no abandonaron al taxista.
En la colonia La Cumbre en una de las casas que fue arrastrada, una familia completa desapareció. Al estarla buscando este domingo por la mañana, los agentes de vialidad localizaron a una pequeña sobre las ramas de un árbol, la ayudaron a descender y la llevaron al hospital para que recibiera atención de los especialistas. En esta colonia, los vecinos reportan que son más de diez los desaparecidos.
Ricardo de la Cruz Musalen, señaló que las precipitaciones pluviales aminorarán pero aún hay algunas células de lluvia en la parte alta de la Sierra, por lo que solicitó a los ciudadanos que sigan las recomendaciones.
“Significativamente debo resaltar la coordinación que ha habido entre municipio, estado y federación. Desde el primer momento los municipios que resultaron afectados y el estado, han realizado trabajos muy importantes de búsqueda y rescate, también de prevención. Sin embargo un fenómeno que realmente nos preocupa siempre que son los deslaves, la gente está en asentamientos de riesgo, y a veces la lluvia se acumula durante mucho tiempo el escurrimiento y genera problemas como este” señaló De la Cruz Musalem.
La declaratoria de emergencia que se solicitó para los tres municipios de la Sierra Norte implica: el abastecimiento de insumos sobretodo agua, alimento, colchonetas, medicina, kits de limpieza lleguen de manera inmediata.
Ricardo de la Cruz, resaltó el trabajo de otras áreas del gobierno federal, como lo es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Secretaría de la Defensa Nacional, entre otras.
El pronóstico para las próximas horas fue el siguiente: “Hay algunas células de tormenta todavía en el estado de Puebla, podríamos tener lluvias en las partes altas y esto generar escurrimientos, es por eso que el director – Jesús Morales – en conjunto con el gobernador, nos han dicho que se van a hacer evacuaciones, es por ello que nosotros desde el gobierno federal los estamos apoyando con el plan MX y con todo lo que la federación diga, como ha sido la instrucción muy precisa del presidente Enrique Peña Nieto”.
Por la noche, en el albergue del Instituto Tecnológico, el diputado local Carlos Martínez Amador, señaló que la cifra de muertos había aumentado a 30. Por su parte versiones policiales y de vecinos, indicaron que el número de víctima mortales podría ir aumentando con forme avancen las horas.