+ Mueren 14 personas, entre ellas, 11 menores de entre los 4 y 11 años tras explosión en casa que almacenaba pirotecnia
+ El gobernador Tony Gali asegura atención a los afectados
+ Sedatu apoyará con vivienda a las familias
+ Dinorah López de Gali reitera atención a menores lesionados

Odilón Larios Nava.- Catorce personas fallecidas y 22 lesionadas, fue el saldo final – hasta la noche de este martes – de los lamentables hechos ocurridos en San Isidro Labrador, en el municipio de Chilchotla, donde explotaron cerca de 1 mil 600 cohetones, cuando afinaban los detalles de la fiesta patronal a realizarse el 15 de mayo.
La gente estaba reunida en un inmueble ubicado en esa ranchería, precisamente festejaban que habían recibido los cohetes que serían utilizados en la fiesta patronal del 15 de mayo. Algo en el lugar, un cerillo, un cigarro, o alguna otra fuente de ignición hizo que los cohetones explotaran.
El inmueble colapsó y dejó sepultados entre concreto a las personas que estaban reunidas en el sitio, la mayoría niños. De los catorce muertos, once son menores de edad. Mientras que de los 22 lesionados, cinco son menores de edad, y de estos últimos tres están graves.
Los heridos se encuentran en el Hospital del Niño Poblano, el General del Sur, Traumatología y Ortopedia de San Pablo Xochimehuacán, el General de Guadalupe Victoria y el hospital de Quimixtlán.
Los fallecidos en estos lamentables hechos son: Pablo Luna Blanco, de 27 años de edad; Diego Serrano Méndez, de 8 años; Rodrigo Serrano Méndez, de 11 años; Erick Brayan Serrano Luna, de 5 años; Julio Serrano Tentle, de 4 años; Francisco Nasario Tentle Tentle, de 54 años; Felipe Serrano Arguello, de 14 años; Rosario Serrano Arguello, de 19 años; Leobardo Antonio Tentle Luna, de 11 años.
Mientras que en el Hospital Quimixtlan, perdieron la vida: Rubén Arguello Montiel de 9 años; José Miguel Luna Rosas, de 15 años; Victorino Serrano Ruiz, de 5 años; Juan Carlos Rodríguez Luna, de 13 años. Y en el Hospital de Guadalupe Victoria, se reportó el fallecimiento de Ambrosio Serrano Rosas de 14 años.
Los primeros reportes indicaron que durante la serenata cayó un fuego pirotécnico en la bodega donde se resguardaban 26 “gruesas” de cohetones y esto ocasionó la explosión.
El Gobernador del estado Antonio Gali Fayad, acudió al lugar y se comprometió en brindar los apoyos necesarios a las familias afectadas por esta tragedia. También se informó que las necropsias serían condonadas para agilizar los trámites y quitar un poco del peso y el dolor con el que cargan las familias de Chilchotla.
En las próximas horas las víctimas fatales de esta tragedia serán sepultadas en la comunidad, donde se espera una gran afluencia para darles el último adiós.