• Araba la tierra y pasó justo en donde se encontraba una toma clandestina, así se produjo un chorro de gasolina en terrenos de cultivo.

Odilón Larios Nava.- La tarde de este miércoles se registró un derrame de combustible en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en ejidos del municipio de Quecholac. El grueso chorro de gasolina alcanzó hasta siete metros de altura, la fuga de hidrocarburo fue causada por un tractor que araba el terreno que se topó por accidente con una toma clandestina.
Alrededor de las 17: 00 horas de este miércoles, se tuvo conocimiento que a la altura del kilómetro 182+700 de la autopista Puebla-Orizaba, esto es en el kilómetro 382+370 del poliducto, a la altura del ejido San Isidro, se registraba un fuerte derrame de combustible.
El grueso chorro vertical de gasolina era visible desde la autopista, cientos de litros de combustible se derramaban en el lugar.
Personal de Seguridad Física de Pemex, del área técnica y del Ejército Mexicano acudieron para acordonar la zona y resguardar el lugar, a la vez de arreglar el desperfecto causado por la toma clandestina.
Versiones extraoficiales indicaron que un campesino estaba arando el terreno con un tractor y no se percató de la toma clandestina y esto fue lo que causó el derrame de combustible en forma de potente chorro.
Luego de una hora la fuga de combustible quedó controlada por el personal de la paraestatal, y el sitio fue resguardado por personal de Seguridad Física y del Ejército Mexicano. Hasta el cierre de la edición se desconocía el área de terrenos de cultivo que el combustible derramado afectó.